Inicio » Farándula » Equipo

Mundos Opuestos: La última oportunidad para Huaiquipán

El "Toqui" de La Legua llegó a la TV donde podría facturar todo lo que no pudo como futbolista. ¿Aguantará las presiones de la farándula?

Francisco Anderson Huaiquipán, de dura crianza en La Legua, tuvo todo para triunfar en el mundo del fútbol. Lamentablemente se convirtió en un caso más de talento desperdiciado.

Los hinchas de Colo Colo lo recuerdan con cariño por los goles que le metió a la U en un clásico de 2002. En ese entonces tenía 23 años. Y muchos apostaban a que sería una figura rutilante. Pero dejó de ser decisivo en los partidos.

Se culpó a su entorno. Lo cambiaron de casa, para sacarlo de La Legua. Se deprimió con tanto lujo y volvió a la población.

Entonces vino el peregrinaje. Incluso jugó en Indonesia, en un equipo llamado Persik Kediri donde nunca entendió las instrucciones en inglés que le daba su entrenador.

Huaiquipán

Foto: LUN

Huaiquipán tiene en el reality mundos opuestos una nueva oportunidad para refrescar su figura.

El año pasado, finalmente colgó los botines. Se fue “pateando la perra”, según confesó en una entrevista con el Canal del Fútbol.

“Me aburrí de llamar técnicos, de pedir oportunidades, de jugar por dos pesos. Yo no sé lo que hacer para que a Huaiquipán le den una oportunidad. Estoy chato”, se lamentó.

En la que se suponía que iba a ser quizás su última entrevista importante, también habló del Huaiqui-delincuente-juvenil. “A los 15, 14 años, antes de conocer a Mitz, hice mis malabares. Como hacía malabares en el fútbol, también hacía malabares en la calle para poder vestirme, para poder comer, hacía cosas escondida de mi familia. Fue por necesidad… de repente por diversión…”.

Hoy, en el reality Mundo Opuestos, al “Toqui” de La Legua le dieron una nueva oportunidad para facturar lo que no pudo como futbolista. Lo metieron en un negocio prometedor a cambio de que vendiera su autenticidad, para exponerla minuto a minuto en TV.

Resultó. Bastó un capítulo para que el ex albo fuera el personaje más pintoresco e identificable del programa de Canal 13. Por su personalidad guerrera, como dice que ha sido desde cabro chico, también se convirtió en uno de los líderes del encierro. A un personaje tan entrañable, sólo le deseamos que no termine fundido con las presiones de la farándula, porque con las del fútbol, no pudo.

Bonus track: Las frases de Huaiquipán

-“Estaba difícil. Traté de rellenar las preguntas que me sabía, pero tenía hartos torpedos. Espero que me haya ido bien”, tras rendir una prueba a los 22 años, en su regreso al colegio.

-“Ven pa ca’ poh weón, arreglemos las cosas aquí, altiro… Te espero en el camarín CTM, ahí arreglamos las cosas como hombre poh weon”, a su DT, Hernán Ibarra, por no defenderlo en un entrenamiento.

-“Sí, mi pierna está bien, en la casa, cuidando a mis hijos…”, a un periodista que le preguntó por la lesión en una de sus extremidades.

A fines del Torneo de Clausura 2002, Huaiquipán se enfermó del estómago. ¿A qué se debe tu malestar?, le preguntaron. -“No sé, pero yo cacho que fue el desayuno”, dijo.  ¿Y cuál fue tu desayuno? –“Un puré picante con longaniza y leche”.

-“Wenaaaaa cosita, papita,cosita,mamitaaaaaa”. Su frase habitual en Mundos Opuestos.

Revise una completa galería con lo participantes de Mundos Opuestos:

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X