Inicio » Farándula » Equipo

Teletón 2011: ¿Le faltó el respeto Kramer a Piñera?

Mezclar política con farándula siempre ha sido un riesgo, sobre todo cuando se genera más polémica que risas, como le pasó al imitador en la Teletón.

Nunca una rutina de Stefan Kramer había dejado de ser catalogada como “genial”. La excepción ocurrió en la Teletón con su imitación del Presidente Sebastián Piñera y su hermano Miguel.

El número del humorista chileno más talentoso de los últimos años partió con ritmo, sacando carcajadas, pero se fue desinflando y terminó siendo calificado como polémico.

Teletón Kramer

Foto: Héctor Aravena

La imitación de Kramer en la Teletón 2011 causó polémica.

“Traje todas las boletas para devolverte lo que te debo. Con esto estudian todos gratis, perrito…. El viaje al Caribe fue cuando usted era dueño de una aerolínea”, fueron frases que lanzó el humorista caracterizado como el “Negro” Piñera, con el Mandatario, su esposa y asesores y ministros en primera fila, y con gran parte de los chilenos siguiendo en primeros planos sus gestos incómodos.

¿Se le faltó el respeto a la institución presidencial? Algunas opiniones: “Si fue falta de respeto o no, tiene que ponderarla la gente, las mismas personas que organizan esto. Honestamente, lo encontré un poco repetido el tema. Me acuerdo de ese dicho: ‘chiste repetido sale podrido’”, señaló el ministro Laurence Golborne.

“Lo encontré muy desatinado, no me gustó. Para mí, no corresponde incomodar al Presidente”, ponderó Kike Morandé. Patricia Maldonado responsabilizó a la organización de la Teletón: “Es penoso. Primero que nada, hay un editor, y ese editor tiene que revisar la rutina. Tú no puedes burlarte del Presidente, del color político que sea”.

Ximena Casarejos, directora ejecutiva de la Fundación Teletón, defendió, a medias, a Kramer: “Conocía el contenido general y no el detalle de la rutina… claro que no estuve en el ensayo… Hay gente que dice que fue inadecuada… sabíamos que iba a hacer una imitación del hermano del Presidente, y en ese sentido había que tomárselo con humor”.

La polémica incluso llegó a Tolerancia Cero, programa que nunca había analizado las intervenciones de un comediante en los medios. El director de Adimark, Roberto Méndez, dijo que no había visto en directo la rutina pero que tenía “la impresión de que Kramer en la Teletón pasó un poco el límite” y lamentó que en “estos últimos años se ha producido un ataque a las instituciones del Gobierno”. Además señaló que “el  Presidente tiene un estilo informal que a lo mejor no ha ayudado al respeto de la institución”.

Desde México, donde se encuentra de gira, el Presidente Piñera negó haber estado incómodo con el show de Kramer. Pero reconoció que cercanos a su administración sí se molestaron.

No obstante, la controversia por el “Kramergate” le dio argumentos a quienes sostienen que no se debe mezclar farándula con política. Los que abogan por mantener separados ambos ámbitos señalan que pese a los numeritos que a veces se ven en el Congreso, si no se toma en serio a los responsables de decidir las políticas públicas, para las próximas protestas habrá que ir a pedir las soluciones a los humoristas callejeros de la Plaza de Armas.

¿O estamos exagerando y nos traiciona eso de que en Chile somos muy serios? ¿Demasiado serios incluso para opinar sobre la rutina de Kramer? ¿Qué dice el público?

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X