Lotus contra Lotus: ¿Cómo entender esta feroz pelea?

La pelea entre dos equipos por usar el mismo nombre fue una de las cosas locas de 2011. Ya hay una solución, pero ¿cómo se llegó a esto?

Guía de: Fórmula 1

El equipo Lotus es uno de los más famosos de la historia de la Fórmula 1. Fundado por el inglés Colin Chapman en 1952, sus pilotos ganaron los campeonatos mundiales de 1963 y 1965 (Jim Clark), 1968 (Graham Hill), 1970 (Jochen Rindt), 1972 (Emerson Fittipaldi) y 1978 (Mario Andretti). Ganó ademas el campeonato de constructores en esas seis ocasiones y en 1973. Ganó 79 carreras en total.

Sin embargo, además del equipo de Fórmula 1, Chapman creó una fábrica de autos de lujo llamada Lotus Cars, que posteriormente sumó a una consultora especializada llamada Lotus Engineering. El equipo de F1 y Lotus Cars se separaron como empresas en 1954, aunque Chapman mantuvo la propiedad de ambas hasta su muerte en 1982. De hecho, Lotus Cars diseñó el chasis del famoso DeLorean DMC-12, el auto que saltó a la fama en la película “Volver al Futuro”.

La muerte de Chapman, ocurrida tras un ataque cardíaco, no afectó inmediatamente al equipo de carreras. La familia Chapman conservó la propiedad del mismo, que siguió ganando con Elio de Angelis y luego con Ayrton Senna, quien dio la última victoria al equipo en 1987. Finalmente, en 1991 los Chapman vendieron el equipo a Peter Wright y Peter Collins, ex empleados del equipo. Los resultados fueron en descenso y a fines de 1994 la bancarrota golpeó las puertas del famoso team inglés, que a último momento fue vendido a David Hunt, hermano del campeón mundial 1976 James Hunt. David fue incapaz de mantener con vida a Lotus y lo fusionó con Pacific, uno de los equipos del final de la grilla. Pacific desapareció un año después y ese fue el final definitivo de esta historia.

Lotus

Foto: AFP

La marca Lotus ha estado en medio de una fuerte polémica en los últimos meses.

En tanto, la familia Chapman también vendió Lotus Cars, aunque en 1986. Tras un par de cambios de propiedad, en 1996 la malaya Proton compró la empresa y la mantiene hasta el día de hoy.

Quince años después….

En 2009 la FIA abrió una posibilidad a que equipos nuevos ingresaran a la F1 a través de un proceso de licitación. El gobierno de Malasia, controlador de Proton a través de empresas estatales, apoyó la idea de un grupo empresarial malayo dirigido por Tony Fernandes para entrar en la Fórmula 1 con un equipo llamado Lotus Racing. Proton licenciaría el nombre de Lotus al equipo, como propietario de Lotus Cars, y Fernandes (dueño de la aerolínea Air Asia, entre otros negocios) se encargaría de gestionar el equipo, que contaría con Jarno Trulli y Heikki Kovalainen como pilotos. La FIA aceptó la postulación y el equipo participa desde 2010 en la categoría.

Sin embargo, durante el año la relación se agrió entre Fernandes y Proton, la que comenzó a cuestionar supuestas violaciones del acuerdo de licencia, y a anunciar que no renovaría la licencia. Fernandes contestó comprando Team Lotus Ventures Ltd., la empresa de David Hunt que desde 1995 mantenía guardados en un baúl los derechos del nombre del equipo de Fórmula 1. Por ello, a partir de 2011 Lotus Racing cambiaría de nombre a Team Lotus, usando los derechos adquiridos a Hunt y prescindiendo de la licencia de Lotus Cars entregada por Proton.

Proton respondió anunciando que Lotus Cars ingresaría como sponsor principal y en alianza estratégica al equipo Renault, que acababa de ser vendido por el constructor francés a una empresa de Luxemburgo llamada Genii Capital. En estas movidas comerciales, propias de la época que vivimos, ocurrió el absurdo de que un equipo se llamaría Team Lotus, usando motor Renault, y otro se llamaría GP Lotus Renault, con chasis y motor Renault. O sea, Lotus-Renault contra Lotus Renault.

A tribunales

En este punto las cosas se pusieron feas. Lotus Cars llevó a juicio a Team Lotus, alegando que David Hunt no tenía derechos sobre el nombre Lotus y que por lo tanto Fernandes no podía usarlo en su equipo de F1. Fernandes se defendió y el juicio terminó declarando que Fernandes tenía derecho al nombre de Team Lotus; en cambio, Lotus Cars y el equipo Renault tenían derecho al nombre Lotus en solitario.

Sin embargo, durante el juicio Fernandes compró la empresa Caterham Cars, un fabricante especializado en automóviles deportivos ultraligeros. Así, la alternativa de usar el nombre de Caterham en vez de Team Lotus fue creciendo, y a finales de la temporada 2011 se produjo una solicitud doble a la Comisión de F1 de la FIA: Lotus Renault solicitó oficialmente el nombre de Lotus, y Team Lotus solicitó oficialmente el nombre de Caterham. Eso tiene sentido comercial, pues los éxitos de Team Lotus beneficiarían publicitariamente a Lotus Cars y no a Fernandes.

Por lo tanto, a partir de 2012 los autos que hoy son Renault se llamarán Lotus-Renault, y los autos que hoy son Lotus-Renault pasarán a llamarse Caterham-Renault.

¿Confuso? Bueno, en el mundo de la Fórmula 1 todo puede pasar, y las movidas comerciales para ganar algunos dólares más siempre tendrán su lugar.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X