Tras 20 años una mujer vuelve a correr en una carrera de Fórmula 1

Susie Wolff, tester de Williams, condujo con escaso éxito en la prueba libre 1 del Gran Premio de Gran Bretaña.

Guía de: Fórmula 1

Precisemos: no es que Susie Wolff vaya a participar en la carrera de Fórmula 1 del domingo. Lo que ocurre es una historia curiosa, que ya hemos contado en parte en este artículo. Sin embargo, repasemos los detalles más importantes.

La inglesa Susie Wolff, esposa del director deportivo de Mercedes y aún accionista de Williams (el austríaco Toto Wolff), trabaja hace años en Williams como tester tras una carrera sin mucho brillo en Fórmula 3 británica y el DTM alemán. Ha tenido oportunidad de conducir el auto en distintos tests, pero nunca había podido hacerlo durante un Gran Premio.

mujer f1-1

Sin embargo, las reglas de la Fórmula 1 dicen que los equipos pueden hacer pilotar a un piloto no titular durante la primera de las tres pruebas libres del fin de semana, el día viernes por la mañana. Y eso es lo que decidió hacer Williams en el Gran Premio de Gran Bretaña: Susie piloteó el auto de Valtteri Bottas, quien lo conducirá el resto del fin de semana, usando el número 41.

Así, Wolff se convirtió en la primera mujer que maneja un auto en una sesión oficial de Fórmula 1 desde que la italiana Giovanna Amati disputara las primeras tres fechas del campeonato 1992 a bordo de un Brabham. Amati no clasificó para largar ninguna de las tres carreras.

Sin embargo, el sueño de Wolff se desvaneció rápidamente: tras solo cuatro vueltas se rompió el regulador de la presión de aceite y eso fue todo, pues no alcanzaba a ser reparado antes del final de la sesión. Se dice que Wolff tendrá más oportunidades de subirse al Williams, posiblemente en Alemania.

mujer f1

¿Publicidad o mérito?

Mucha gente cree que Wolff tuvo esta oportunidad simplemente porque es esposa de un accionista del equipo, y por un tema de marketing, de llamar la atención en una carrera importante para los sponsors del equipo. De hecho, ni siquiera es el tercer piloto oficial de Williams, ya que ese puesto lo ocupa el brasileño Felipe Nasr. Su débil curriculum y el hecho de tener ya 31 años tampoco la posicionan como un talento joven a desarrollar. Pero ella insiste en que ha llegado donde está por mérito propio y que en la pista todos son iguales.

Sin embargo su propia jefa de equipo, Claire Williams (hija del mítico y semi-retirado Frank Williams), fue directa al hablar con el diario londinense The Times: “Habría que ser ingenuo para no admitir que tener una mujer a bordo del auto trae beneficios comerciales. Pero ella tiene que responder en la pista a esa confianza”.

No es el único caso actualmente. La suiza Simona de Silvestro (ex Indy) ha probado varias veces un Sauber de hace un par de años, sin que esté muy claro para qué sirven esas pruebas, y la estadounidense Danica Patrick suena fuerte como posible piloto del nuevo equipo americano Haas (que debutará en 2016), aunque sea más famosa por su éxito fuera de la pista que dentro de la misma.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X