La vergonzosa historia del falso fotógrafo de guerra de la ONU que engañó a todo el mundo

Eduardo Martins vendía imágenes que tomaba de internet y luego las manipulaba. Aseguraba que vivía en Siria.

Guía de: Fotografía

Un engaño más que nace a partir de internet, pero que en este caso incluye de manera particular a la fotografía. Es la historia de Eduardo Martins, un falso fotógrafo de la ONU que engañó a miles en todo el mundo.

Como sacada de una película, la historia que Martins vendía contaba que tras haberle ganado una batalla al cáncer se había transformado en voluntario de la Organización de las Naciones Unidas. Que se había ido a vivir a Siria y que gracias a su experiencia en los campos de refugiados tenía mucho material para contar y mostrar.

edurado-martins1

Como si lo anterior no fuese una farsa bien montada, en las redes sociales contaba con más de 127 mil seguidores. Ahí también hablaba de la que supuestamente era su particular historia y a menudo sumaba “likes” gracias a crudas imágenes de la guerra en Siria.

“Una vez, durante un tiroteo en Irak, dejé de fotografiar para ayudar a un niño que había sido golpeado por una bomba molotov y lo saqué de la zona de fuego. Dejé de ser un fotógrafo y fui un ser humano”, relató Martins en una entrevista para la revista Recount en octubre de 2016.

Todo parecía muy real y fue gracias a esto que Eduardo Martins logró publicar material fotográfico en medios de todo el mundo, hasta que llegó a la BBC de Brasil, donde la periodista Natasha Ribeiro, quien vive en el Medio Oriente, dudó de su discurso. La farsa se comenzaba a derrumbar.

Luego, la enviada comenzó a investigar en colegas que trabajaban en Irak y Siria y lo único que recibió al consultar por el nombre de Eduardo Martins fueron dudas. Y es que nadie lo conocía.

edurado-martins3

Foto publicada del falso fotógrafo.

edurado-martins2

Foto trucada de Eduardo Martins.

“Verificamos y no pudimos encontrar ningún registro de Eduardo Martins trabajando para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. Estamos investigando lo que podemos hacer acerca de las declaraciones que hace sobre nosotros”, dijo a BBC Brasil Adrian Edwards, jefe de prensa de la organización en Ginebra.

Pero la mentira ya estaba al descubierto. Hasta una de sus víctimas, el fotógrafo Daniel C. Britt salió en su defensa y acusó a Martins de robo de fotografías para luego venderlas a importantes agencias como Getty Images y Zuma Press.

¿Cómo nadie lo descubría? Para ocultar el robo invertía el plano horizontal de las fotos haciendo que incluso hasta los propios dueños de las imágenes dudaran del plagio.

Ya desenmascarado, fue imposible seguir la pista de este estafador. Todos los datos personales que él había dado eran falsos y para peor cerró sus cuentas en las redes sociales y se despidió anunciando que algún día volvería. Insólito.

“Estoy en Australia. Tomé la decisión de pasar un año en una furgoneta rodando por el mundo. Voy a cortar todo, incluyendo internet, también eliminar el Instagram. Quiero estar solo. Hablaremos cuando vuelva. Abrazos”, señaló este falso fotógrafo de la ONU que engaño a todo el mundo.

edurado-martins

Foto falsa publicada en Clarín.

Más sobre Fotografía

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X