A dos años de su retiro: Los mejores momentos, goles y polémicas de Juan Román Riquelme

A dos años de su retiro, repasamos los episodios más resonantes de la carrera del exfutbolista de Boca Juniors y la Selección argentina.

Guía de: Fútbol Argentino

Distinto. Único. Polémico. Rebelde. Inteligente. Fuera de todos los esquemas. Siempre un paso adelante. Juan Román Riquelme juega al fútbol como vive su vida. Dentro y fuera de la cancha, se destacó por un comportamiento que lo diferenciaba del resto de los mortales. Su talento le sirvió para defenderse, y no sólo de las patadas de algún defensor violento, sino también ante la prensa, los críticos, los dirigentes, contra todo lo que estaba mal en el fútbol.

El “10″ tenía una capacidad especial para comprender los tiempos: con los botines puestos, para calcular la opción de pase más eficiente; con el micrófono en la boca, para manejar a la opinión pública a su placer. Así fue como protagonizó incalculables polémicas (algunas menos ciertas que otras), pero sus críticos siempre se rindieron ante su desempeño futbolístico.

A dos años del anuncio de su retiro, repasamos los 25 momentos más destacados de la carrera de uno de los máximos talentos del fútbol argentino de los últimos tiempos.

 

1) Debut en Primera División

El 10 de noviembre de 1996, el entrenador Carlos Bilardo le dio la titularidad a un desconocido joven de tan solo 18 años, que terminó siendo la gran figura de Boca Juniors en el triunfo por 2-0 ante Unión de Santa Fe. Toda la Bombonera sospechaba que un gran destino le esperaba a aquel niño que recién daba sus primeros pasos en el fútbol argentino.

Ese día, Riquelme se ganó su primera ovación con la camiseta azul y oro. Fue amor a primera vista.

 

2) Su primer gol

La pegada mágica de Román tendría su prueba de fuego trece días después de su debut: en la goleada por 6-0 ante Huracán, el mediocampista mandó a la red un hermoso derechazo desde afuera del área (el primero de muchos).

 

3) Campeón con la Selección Sub 20

Su prometedor nivel con la camiseta de Boca lo llevaron al seleccionado juvenil argentino, de la mano del entrenador José Pekerman. En un equipo repleto de futuras estrellas, se consagró campeón del Sudamericano de Chile 1997 y, pocos meses después, levantó la Copa del Mundo juvenil disputada en Malasia, tras vencer por 2-1 en la final a Uruguay.

Riquelme festeja el título mundial juvenil junto con Placente, Markic, Aimar y Cambiasso.

Riquelme festeja el título mundial juvenil junto con Placente, Markic, Aimar y Cambiasso.

 

4) Primeros títulos en Boca Juniors

Con la llegada del entrenador Carlos Bianchi a Boca, Riquelme heredó la camiseta número 10 y nunca más la soltaría. El enganche le devolvió la confianza al DT con un bicampeonato impecable (Torneos Apertura 1998 y Clausura 1999), en un altísimo nivel, consolidándose como futbolista indiscutido en el equipo titular. La promesa ya se había convertido en realidad.

Román festeja y la Bombonera se viene abajo.

Román festeja y la Bombonera se viene abajo.


5) La Copa Intercontinental

El 28 de noviembre de 2000, Boca, tras haberle ganado la final de la Copa Libertadores al Palmeiras brasileño, definía el título mundial ante un Real Madrid repleto de estrellas de renombre mundial. El “Xeneize” redujo a la mínima expresión a su todopoderoso adversario y se impuso por 2-1, con un magnífico Riquelme, que jugó uno de los mejores partidos de su vida.

Ese día Román se ganó una muy merecida fama en el planeta fútbol, a tal punto que los clubes más poderosos de Europa comenzaron a posar los ojos sobre él.

 

6) El “Topo Gigio”

Luego de ganar la Intercontinental, muchas cosas cambiaron para Riquelme, quien ya tenía un nombre propio pesado en su club. Por asuntos contractuales, el enganche entró en conflicto con Mauricio Macri, presidente de Boca en aquella época y actual mandatario de la República Argentina.

Riquelme hizo lo que mejor sabe: respaldar sus exigencias con un desempeño sobresaliente dentro de la cancha. En el Superclásico del Clausura 2001, marcó el segundo tanto en la goleada por 3-0 y celebró con sus dos manos sobre las orejas. La opinión pública lo interpretó como un mensaje hacia la dirigencia, pero Román explicó con una sonrisa cómplice en su rostro: “Lo hice para mi hija, que le gusta el Topo Gigio”.

 

7) Su debut en el Barcelona

Enfrentado con los directivos y aclamado por los hinchas, Riquelme se fue de Boca en 2002 dejando una sensación agridulce. De esta manera, comenzó su periplo europeo, nada menos que en el Barcelona. A pesar de sus condiciones, el enganche argentino nunca se adaptó al club catalán ni al sistema de juego del técnico Louis van Gaal, por lo que terminó mirando los partidos desde el banco de suplentes.

 

Con la camiseta del Barça, en un derby ante el Real Madrid.

Con la camiseta del Barça, en un derby ante el Real Madrid.

8) Su pelea con el DT

El cambio de cuerpo técnico no ayudó a su adaptación. Con Radomir Antic de estratega, Román tuvo más rodaje pero no terminó de encajar, a punto tal que terminó negándole un saludo a su míster, lo que provocó duras críticas de la prensa y su salida del Barcelona.

 

9) La partida al Villarreal

La estrella argentina parecía haber encontrado su lugar en el mundo (o al menos, en Europa) en 2003, cuando fue cedido al Villarreal. Rápidamente, se transformó en el líder futbolístico y espiritual de un equipo sin tanto poderío económico, pero con mucho potencial.

Con Riquelme como abanderado, el “Submarino Amarillo” llegó a ganarse el respeto de los clubes más importantes del mundo.

 

Román fue el líder de aquel gran equipo del Villarreal.

Román fue el líder de aquel gran equipo del Villarreal.

10) Golazo a Brasil

Uno de los mejores encuentros de Riquelme con la camiseta de la Selección argentina fue también uno de los partidos más recordados de la “Albiceleste” de los últimos tiempos. En el marco de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial Alemania 2006, el combinado de Pekerman le dio una lección de fútbol a Brasil y se impuso por 3-1, con un fantástico primer tiempo de todo el equipo.

La gran estrella de la noche, a los 18 minutos, se sacó de encima a un rival y desde afuera del área sacó un zurdazo memorable, que dejó sin nada que hacer al arquero Dida. Fue el tanto más importante de Román con la casaca celeste y blanca.

 

11) El penal que lo marcó para siempre

El Villarreal tuvo en frente una oportunidad histórica de clasificar a la final de la Champions League, en la temporada 2005/2006. La responsabilidad recaía en los pies de Riquelme, en un penal agónico que el árbitro le otorgó al “Submarino Amarillo”. El destino quiso que el arquero alemán Jens Lehmann le detuviera el tiro y clasificara al Arsenal inglés al encuentro decisivo del certamen.

Tras esta circunstancia, los detractores del “10″ se frotaron las manos: comenzaron a circular el mito de su falta de personalidad en momentos decisivos.

 

12) Su glorioso regreso a Boca

En 2007, peleado con el cuerpo técnico del Villarreal, pasó un semestre a préstamo en el club en el que dio sus primeros pasos. La Bombonera explotó de hinchas, fotógrafos y periodistas aquel domingo de febrero, en el empate 1-1 ante Rosario Central.

 

13) Otra vez campeón de América

El proceso de adaptación a Boca fue tan fugaz que muy pronto se convirtió en la gran figura del equipo y del fútbol argentino. Fue Riquelme el emblema del “Xeneize” en la obtención de la Copa Libertadores 2007, con dos tantos suyos (el primero, una verdadera joya) en el encuentro decisivo ante Gremio.

El estadio Olímpico de Porto Alegre, repleto de hinchas brasileños ilusionados con vencer a Boca, terminaron rindiéndose ante la magia y el liderazgo del astro argentino.

 

14) Su enfrentamiento con Martín Palermo

Boca, como todo club grande, constantemente moviliza noticias:  en época de vacas flacas, la prensa siempre intenta filtrar rumores de crisis que expliquen la falta de resultados.

En la “era Román”, los medios comenzaron a circular la versión de una pelea entre los dos grandes emblemas del club. Al parecer, la relación con el goleador Palermo no era tan cercana como aparentaba dentro de la cancha, en donde siempre se entendieron de manera perfecta.

Si bien ambos futbolistas siempre trataron de bajar los decibeles del supuesto conflicto, nunca negaron que estuvieran distanciados, así como tampoco reconocieron públicamente una amistad. ¿La prueba? Riquelme no estuvo invitado al encuentro despedida de Palermo, a pesar de haber compartido vestuario durante muchos años y haber conformado una dupla histórica para Boca.

Dos ídolos distanciados fuera de la cancha.

Dos ídolos distanciados fuera de la cancha.

 

15) Medalla dorada en Beijing

Riquelme fue parte del plantel argentino que ganó el primer puesto de los Juegos Olímpicos 2008, con compañeros de la talla de Lionel Messi, Ángel Di María, Sergio Romero, Javier Mascherano y Sergio Agüero.

Medalla dorada en los JJ.OO. 2008.

Medalla dorada en los JJ.OO. 2008.

 

16) Discusión con un hincha

Riquelme aprovechó un gol marcado a Racing para responderle a un hincha que lo había provocado, en el marco del Apertura 2008. El “10″ lo señaló y lo dejó expuesto, luego de lo cual otros plateístas fueron a increpar al supuesto detractor del ídolo.

 

17) Renuncia a la Selección y pelea con Maradona

A sus 30 años, el enganche hizo público en una entrevista que ya no volvería a jugar con la camiseta “albiceleste”, principalmente, por diferencias con el entrenador de aquel momento, Diego Maradona.

Posteriormente, Riquelme se refirió al director técnico de manera peyorativa como “ese muchacho”, algo que no cayó del todo bien en los acérrimos defensores de “Pelusa”.

La Bombonera no tuvo problemas en decidir entre sus dos ídolos: el domingo siguiente volvió a ovacionar el nombre de Román y, si bien no hubo cánticos en contra de Maradona, sí hubo un repudio generalizado del estadio a la Selección argentina

 

Riquelme tuvo altibajos en la Selección.

Riquelme tuvo altibajos en la Selección.

18) Problemas con la prensa

Algo que siempre molestó a algunos sectores de la prensa argentina fue la capacidad de Riquelme de manipular una entrevista para quedar bien parado y, en muchos casos, dejar expuestos a los periodistas. Algo así sucedió en 2010, en una rueda de prensa de Boca, cuando Román discutió con un reportero y, con una sonrisa en sus labios, se levantó y abandonó la sala.

 

19) Un retiro inesperado

Julio Falcioni asumió la dirección técnica de Boca Juniors en 2011 con resultados destacados: ese mismo año fue campeón invicto y al año siguiente fue finalista de la Copa Libertadores, perdiendo la final con Corinthians.

A pesar del enorme desempeño del equipo, Riquelme no estaba conforme con el DT. En el encuentro decisivo ante el “Timao”, en Sao Paulo, al volante se lo vio desconcentrado y con pocas fuerzas, lejos de su nivel. Posterior a la derrota, anunció públicamente, con lágrimas en los ojos, que ya no volvería a jugar en el club.

 

20) La renuncia de Falcioni

El hincha de Boca nunca le perdonó al entrenador su distanciamiento con Román. A pesar de los buenos resultados, la Bombonera exigía la cabeza del técnico y el regreso del gran ídolo.

A fines de 2012, la dirigencia anunciaba la renovación del contrato de Falcioni y Riquelme no se quedó callado. En una entrevista televisiva, movilizó a su manera a los simpatizantes “xeneizes” para que se manifiesten contra el DT.

El domingo siguiente (la última fecha del Apertura 2012), el estadio se hizo escuchar y a la directiva no le quedó alternativa. Falcioni, sin importar sus logros, ya tenía un pie afuera de la institución.

 

21) El último regreso a Boca

El año 2013 comenzaba con grandes augurios para Boca, con el regreso de dos de sus máximos héroes: además de Riquelme, retornaba al “Xeneize” el técnico más ganador de su historia, Carlos Bianchi.

El capitán, con sus 34 años, continuaba mostrando chispazos de su calidad. No obstante, el entrenador nunca le encontró la vuelta de tuerca al equipo y los resultados nunca aparecieron.

 

Su última etapa en Boca.

Su última etapa en Boca.

22) Conflictos con la dirigencia

A mediados de 2014, Riquelme necesitaba negociar la renovación de su contrato con la directiva. Con la prensa en contra y el descontento del presidente Daniel Angelici, finalmente pudieron convencer a gran parte de la opinión pública de que el salario del enganche era demasiado alto y lo dejaron en libertad de acción.

Gran parte de los hinchas de Boca no le perdonaron al mandatario el trato para con su ídolo, aunque el dirigente fue reelecto en su cargo dos años después.

 

23) De nuevo en sus orígenes

Sin lugar en Boca, Román volvió a vestir la camiseta del club en el que hizo las inferiores. Argentinos Juniors estaba en crisis futbolística y necesitaba un líder que devolviera al equipo a la Primera División.

Riquelme se prometió a sí mismo saldar su deuda con la institución que le dio su primera oportunidad de jugar al fútbol. Y cumplió con creces.

 

Una de sus últimas imágenes como futbolista profesional.

Una de sus últimas imágenes como futbolista profesional.

24) El retiro definitivo

Tras cumplir el objetivo de ascender con Argentinos Juniors, anunció su desvinculación. Pocos días después, el 25 de enero de 2015, hizo pública su decisión de abandonar definitivamente la actividad profesional para dedicarse a su familia y amigos, cerrando así una carrera brillante, con 16 títulos en su haber.

 

25) Rumores de regreso

En 2016 se filtró la versión de que Atlético Tucumán haría un intento de contratar los servicios del enganche, pero finalmente las negociaciones nunca avanzaron. Lo cierto es que el exfutbolista se siente cómodo viviendo una vida familiar, lejos de los micrófonos, la prensa y los escándalos. Como le gusta decir a él mismo, “Riquelme está feliz”.

Riquelme se retiró con 16 títulos en su vitrina.

Riquelme se retiró con 16 títulos en su vitrina.

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X