Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Boca Juniors campeón: La influencia de Carlos Tevez con la camiseta azul y oro

El equipo xeneize logró su trigésimo primer título doméstico al vencer por 1 a 0 a Tigre con Carlos Tevez, quien regresó al país, como figura principal.

Lo necesitaba como el agua. En un año electoral y una temporada en la que su máximo rival, River Plate, se cansó de ganar copas internacionales, Boca Juniors se veía casi en la obligación de obtener al menos un título en la escena local.

Si bien tanto dirigentes como jugadores suelen repetir al mejor estilo loop que las exigencias en un club como Boca son grandes -lo hacen, en realidad los integrantes de cualquier equipo importante- este torneo, el Julio Humberto Grondona, llevaba una carga mucho mayor: tres años sin éxitos, sumado a los logros de su eterno rival y las elecciones presidenciales llenaron de presión al equipo dirigido por Rodolfo Arruabarrena.

Carlos Tevez Boca

Carlos Tevez con el título de Boca en sus manos / www.infobae.com

Y Carlos Tevez decidió volver a los 31 años, en plenitud física y futbolística, luego de alcanzar la final de la Champions League en la Juventus en la que también participó Arturo Vidal.

Su protagonismo dentro del equipo fue el que se esperaba de él: decisivo, ya sea anotando o asistiendo, pese a no haber realizado la pretemporada por haber participado de la Copa América con la Selección Argentina.

Pero aun más importante fue su aporte en el vestuario y en todo lo que fuera ajeno al campo de juego. Allí fue inteligente y se encargó de absorber toda la presión mencionada anteriormente. El resto de los jugadores debieron dedicarse a “lo que mejor saben hacer”, que es jugar al fútbol. Tevez fue la voz cantante de un grupo que de esa manera se sintió por demás relajado.

Hablando específicamente del juego, del fútbol, del equipo, este brindó algunas actuaciones que consolidaron a Boca como una oncena confiable de cara al campeonato que terminó obteniendo, como frente a Banfield, donde el resultado final de 3 a 0 pudo haberse quedado corto: su rival pasó el centro del campo en contadas ocasiones.

Boca alza su campeonato local número 31, y este miércoles tendrá la posibilidad de repetir en la Copa Argentina, a su vez el último título que el equipo xeneize se llevó en el año 2012. Su rival en la final será Rosario Central, conjunto que cuenta en su plantel con Marcelo Larrondo, señalado como posible convocado por Jorge Sampaoli para la selección chilena.

El título trae cierto alivio, además, para Daniel Angelici, aspirante a la reelección presidencial. Luego de los títulos internacionales de River Plate, este éxito podrá inclinar la balanza para que los socios lo elijan nuevamente.

Así es como los hinchas argentinos evalúan, generalmente, las gestiones de los dirigentes: si el equipo rival es exitoso, para calificar un mandato como positivo, el propio debe ganar también.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X