La polémica estrategia del “escritorio” sacude al fútbol sudamericano: ¿Es válido ganar en oficina lo que no se pudo en cancha?

San Lorenzo, Independiente, Racing y hasta la Selección Chilena hicieron intentos para ganar de oficio sus respectivos partidos.

Guía de: Fútbol Argentino

En el fútbol sudamericano se puso de moda una estrategia extradeportiva y además polémica: aprovechar errores administrativos del adversario o de la Conmebol para sacar ventaja en el resultado final. Popularmente, el famoso “escritorio”.

En las últimas semanas, tres equipos grandes de Argentina intentaron resolver en una oficina lo que no pudieron en el césped. El pionero fue San Lorenzo, que detectó una irregularidad en la inclusión de Jonathan Requena en el plantel de Deportes Temuco.

Y la Conmebol anuló el histórico triunfo chileno en tierras porteñas para darle el encuentro ganado al “Ciclón” (3-0), facilitándose su clasificación a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.

Carlos Sánchez fue titular en Santos ante Independiente.

Carlos Sánchez fue titular en Santos ante Independiente.

Independiente tomó nota de esta resolución. Analizando la formación del Santos en el empate 0-0, en el marco de los octavos de final de la Copa Libertadores, la directiva del “Rojo” notó que el uruguayo Carlos Sánchez no debió haber jugado.

Racing no se quedó atrás y también se quejó de que River, su adversario copero, incluyó a Bruno Zuculini, quien debía cumplir con una sanción previa.

¿Es válido ganar en una oficina lo que no se pudo en el terreno de juego? Si por un lado puede resultar antiético y antideportivo, por el otro existe un fundamento:  el oponente está sacando ventaja cuando cuenta con un jugador impedido.

Por supuesto, cada caso se debe analizar individualmente, aunque siempre dentro del reglamento de los certámenes sudamericanos.

Zuculini marca a Centurión.

Zuculini marca a Centurión.

Los antecedentes

El fútbol de esta parte del mundo cuenta con dos casos que sentaron jurisprudencia. El primero fue aquel tristemente recordado Superclásico de la Copa Libertadores 2015, suspendido luego de que los hinchas de Boca rociaran con gas pimienta a los futbolistas de River.

En aquella ocasión, la directiva del “Millonario” fue a exigirle a la Conmebol su pasaje directo a cuartos de final. La entidad aceptó la solicitud y eliminó a Boca de oficio.

El Boca-River de 2015 es recordado como el "partido del gas pimienta".

El Boca-River de 2015 es recordado como el “partido del gas pimienta”.

Un caso más similar a los recientes fue protagonizado por Lanús en la pasada edición de la Copa Libertadores, en la cual llegó hasta la final.

Durante la fase de grupos, el “Granate” perdió como local por 2-1 frente a Chapecoense, pero la mala inclusión de Luiz Otavio en el conjunto brasileño le permitió a Lanús pedir los puntos.

Chile y el “caso Cabrera”

Hubo un antecedente a nivel selecciones que no incluyó directamente a Argentina, aunque la decisión final sí afectó a sus intereses en las pasadas Eliminatorias.

Chile protestó por la irregularidad del jugador Nelson Cabrera en la Selección de Bolivia, en un encuentro disputado en septiembre de 2016 que concluyó 0-0.

Finalmente, la “Roja” ganó dos puntos extra en el escritorio, con los cuales peleó mano a mano con Argentina y Perú hasta la última fecha.

Cabrera le costó una quita de puntos a Bolivia.

Cabrera le costó una quita de puntos a Bolivia.

Todos los casos mencionados tuvieron lugar en los últimos tres años. Esta confusa moda del “escritorio” está escribiendo antecedentes polémicos para el fútbol sudamericano.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X