Las provocaciones más feroces que han marcado época en el fútbol argentino

El festejo de Teófilo Gutiérrez es la polémica más reciente de una larga lista de gestos e incitaciones por parte de jugadores.

Guía de: Fútbol Argentino

El escándalo que desató la celebración de Teófilo Gutiérrez en el empate entre Boca y Rosario Central abrió la caja de los recuerdos: gestos, provocaciones, incitaciones y actitudes que juegan con el límite entre el folklore y la violencia forman una extensa lista que incluye nombres de mucho peso en el fútbol argentino.

Ángel Labruna

Probablemente, “Angelito” haya marcado el origen de las provocaciones en el fútbol argentino. El recordado delantero, máximo artillero e ídolo de la historia de River Plate, se hizo famoso por sus goles, por su talento y también por taparse la nariz cuando pisaba el césped del estadio de la Bombonera, en clara ofensa contra el público de Boca Juniors.

Labruna es el máximo ídolo de River.

Labruna es el máximo ídolo de River.

 

Claudio García

Corría el año 1993 cuando el “Turco” era ídolo y goleador de Racing Club. El atacante, que también jugó en la selección argentina, terminó de meterse para siempre en el corazón de los hinchas de la “Academia” cuando, en el clásico de Avellaneda frente a Independiente, respondió a los insultos de la parcialidad rival bajándose los pantalones y mostrándole los glúteos.

 

Diego Maradona

El último partido profesional del astro argentino fue en el Torneo Apertura 1997, nada menos que un Superclásico, ganado por Boca 2-1 en el estadio Monumental. Fiel a su estilo polémico, Maradona festejó el triunfo mirando a la platea de River y realizando un gesto sexual con sus dedos. “En el segundo tiempo, a River se le cayó la bombacha”, declaró más tarde.

Maradona, en su último partido como futbolista profesional.

Maradona, en su último partido como futbolista profesional.

 

Martín Palermo

El goleador es una de las máximas estrellas de la historia de Boca, pero nunca negó que su corazón le perteneciera a Estudiantes de La Plata, en donde jugó hasta 1997. Ese mismo año fue transferido al “Xeneize” y en su primer torneo con la vestimenta auriazul tuvo una actitud provocadora contra el otro club platense: en el estadio de Gimnasia, en el último minuto, Palermo anotó de cabeza y festejó besándose sus botines rojiblancos (sí, del mismo color que la camiseta de sus amores).

 

Diego Latorre

Si bien los mejores años de su carrera fueron con la camiseta “xeneize”, el delantero hizo declaraciones muy picantes (“Boca es un cabaret”, dijo ante la prensa) y se fue del club enfrentado con la hinchada. En 1999, jugando para Racing, le hizo un gol a su ex equipo en un encuentro amistoso y lo celebró como lo hubiese hecho Labruna: tapándose la nariz de cara a “La 12″, que lo había hostigado durante todo el partido.

 

Eduardo Coudet

Antes de ser entrenador, el “Chacho” fue un aguerrido y habilidoso volante que se jactaba con orgullo de su pasión por los colores de Rosario Central, al punto de instigar a Newell’s cada vez que tuvo la posibilidad. Vistiendo la camiseta de River, en el Apertura 1999, Coudet le marcó un gol al conjunto “rojinegro” y, similar a Teo el fin de semana pasado, se dibujó la camiseta de Central con sus manos. Las chicanas contra la “Lepra” eran una constante para el mediocampista, quien fingía tener frío siempre que visitaba el estadio Marcelo Bielsa y remataba con declaraciones picantes. “Hace un poco de frío en esta cancha” y “este domingo ahorraremos en aire acondicionado” (días antes del campeonato que ganó Newell’s en 2004) son algunas de sus frases destacadas.

 

Carlos Tevez

“A mí me echaron cuando hice la ‘Gallinita’”, le protestaba el “Apache” al árbitro el pasado domingo, exigiendo expulsión para Teo Gutiérrez. El ex 9 de la selección argentina hacía referencia al encuentro por semifinales de la Copa Libertadores 2004: en un Monumental colmado por hinchas de River, marcó el empate transitorio para Boca y festejó haciendo un aleteo con sus brazos, un claro gesto referente al peyorativo apodo de “Gallina”.

 

Matías Almeyda

En sus últimos meses como futbolista profesional, el “Pelado” se caracterizó por sus chicanas contra Boca. Cuando le tocó ir a la Bombonera (Clausura 2011), su amado River perdía 2-0 en un partido caliente y se fue expulsado cerca del pitazo final. Almeyda se retiró del campo de juego insultando a la hinchada local y besándose la camiseta con la banda roja, mientras lo custodiaba la Policía.

 

Lautaro Acosta

El delantero campeón del mundo con la selección Sub 20 de Argentina es un declarado hincha de Lanús, club que lo vio nacer y en el que juega actualmente. El año pasado, en un clásico como visitante contra Banfield, el delantero salió de la cancha frotándose los brazos como si tuviera frío, en medio de una catarata de insultos y silbidos de la parcialidad local.

 

Juan Carlos Olave

El histórico arquero de Belgrano de Córdoba estuvo varias veces en el centro de todas las críticas debido a las chicanas contra sus rivales. Sus víctimas favoritas fueron los hinchas de River Plate, de los que se burló por el descenso, y la parcialidad de Estudiantes de La Plata, a quienes les pidió en tono irónico, con una mano en su oreja, que griten más fuerte.

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X