Otras finales accidentadas en Sudamérica: Escándalos y partidos suspendidos que opacaron al campeón

El papelón en torno al River-Boca de la final de la Copa Libertadores tiene antecedentes.

Guía de: Fútbol Argentino

Las expectativas en torno al River-Boca paralizaron a Argentina, a Sudamérica y al mundo. Por eso mismo, la doble postergación del partido por sucesos de violencia tomó una magnitud de dimensiones globales, con repercusiones en cada rincón del planeta.

Sin embargo, no es la primera vez que una final continental por estas latitudes sufre aplazamientos, irregularidades o batallas campales. A continuación, los cinco antecedentes más recordados.

El River-Boca quedó en suspenso.

El River-Boca quedó en suspenso.

Copa Conmebol 1997

La definición del certamen entre Lanús y Atlético Mineiro quedó en segundo plano. Sobre el final del encuentro de ida, disputado en la “Fortaleza”. el histórico defensor Oscar Ruggeri fue a buscar al técnico Emerson Leao, lo cual derivó en una guerra entre ambos planteles.

 

Copa Mercosur 2001

El duelo decisivo entre San Lorenzo y Flamengo tuvo que ser postergado no por cuestiones futbolísticas ni de hinchadas. La violencia, en este caso, fue general: las revueltas sociales de Argentina en diciembre de ese año obligaron a postergar el partido.

Finalmente, el 24 de enero de 2002 el San Lorenzo de Manuel Pellegrini se impuso por penales, en una final que duró un mes y medio.

 

Copa Libertadores 2010

Los jugadores de Chivas no toleraron la derrota y opacaron la celebración de los jugadores de Inter de Porto Alegre, que interrumpieron su felicidad extrema para responder a las agresiones.

 

Copa Libertadores 2011

Un año después del escándalo en Porto Alegre, una vez más se desató una batalla campal tras el pitazo final. Los jugadores de Peñarol atacaron a los de Santos, que festejaban la obtención del título, en uno de los bochornos más grandes que ha vivido el fútbol en Sudamérica.

 

Peñarol y Santos protagonizaron uno de los grandes bochornos del fútbol sudamericano.

Peñarol y Santos protagonizaron uno de los grandes bochornos del fútbol sudamericano.

Copa Sudamericana 2012

En el entretiempo del partido de vuelta, los jugadores de Tigre denunciaron ataques por parte de la Policía paulista y se negaron a salir a jugar el segundo tiempo.

Finalmente, en medio del papelón, la Conmebol determinó descalificar al equipo argentino y darle el título a Sao Paulo.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X