Ranking histórico: ¿Cuáles fueron los clásicos más memorables de los últimos tiempos?

El gol de Marcelo Díaz a Independiente sirve de disparador para este "top ten" de partidos imperdibles.

Guía de: Fútbol Argentino

Un clásico en el fútbol argentino siempre tiene ese condimento extra en la semana previa y, por supuesto dependiendo del resultado, también en los días posteriores. A veces, las repercusiones duran 24 horas; otras, las torturas hacia los perdedores se extienden una semana. Y en algunas ocasiones, el recuerdo no se borra en toda una vida.

El goce post-derby se potencia inevitablemente cuando el triunfo es épico. Una goleada, una final, una anotación agónica o, como el caso de Racing de hace una semana, triunfar con dos jugadores menos son algunos ejemplos que garantizan un lugar en la eternidad.

Marcelo Díaz, héroe de la "Academia".

Marcelo Díaz, héroe de la “Academia”.

Tomando como disparador el golazo del chileno Marcelo Díaz a Independiente, proponemos un “top ten” de clásicos que permanecerán en la historia del fútbol transandino.

10) Boca 4 – River 3 (1991)

El encuentro que abrió la fase de grupos de la Copa Libertadores fue verdaderamente infartante. Lo ganaba River cómodamente por 3-1, pero Boca lo dio vuelta en un segundo tiempo arrollador. La media tijera de Diego Latorre quedó escrita en los libros de historia.

 

9) Atlético Tucumán 2 – San Martín 3 (2018)

Un caso bastante similar al anterior, pero con un detalle extra: el épico triunfo de San Martín, que lo ganó en una ráfaga de 26 minutos, fue como visitante en un estadio repleto de fanáticos de Atlético.

 

8) Independiente 4 – Racing 0 (2005)

Inolvidable victoria del “Rojo” en su antiguo estadio en el derby de Avellaneda. Un joven y endiablado Sergio “Kun” Agüero cerró el encuentro con una verdadera joyita.

 

Agüero la rompió en el clásico de Avellaneda.

Agüero la rompió en aquel clásico de Avellaneda.

7) Lanús 0 – Banfield 5 (2008)

El “Granate”, que hacía pocos meses había celebrado su primer título argentino, tenía la fiesta preparada para dedicársela a su eterno rival. Sin embargo, el que celebró en la casa del campeón vigente fue el “Taladro”, con una paliza tan inesperada como memorable.

 

6) Racing 1 – Independiente 0 (2020)

Con este gol, el “Chelo” Díaz se metió por siempre en el corazón de los hinchas de la “Academia”, que se quedó con el clásico tras haber sufrido dos expulsiones.

 

5) Belgrano 2 (3) – Talleres 1 (4) (1998)

Los dos equipos más populares de la provincia de Córdoba se vieron las caras en una final infartante por el ascenso a la Primera División. La suerte le sonrió a Talleres en una definición por penales de la que todavía se habla en la “Docta”.

 

4) Rosario Central 4 – Newell’s 0 (1997)

“El que no salta abandonó” es el cantito emblemático del pueblo “Canalla” contra su eterno rival. La referencia fue para este clásico, en el que Newell’s fue pura impotencia ante la superioridad abrumadora de su adversario.

Tras la cuarta expulsión del equipo “rojinegro” y la salida por lesión del arquero Sergio Goycochea , el árbitro se vio en la obligación reglamentaria de dar por finalizado el encuentro. ¿Habrá fingido “Goyco” para evitar una paliza aún mayor?

 

Palermo y su noche soñada.

Palermo y su noche soñada.

3) Boca 3 – River 0 (2000)

Fue la noche mágica de Martín Palermo. Luego de ser ninguneado por el cuerpo técnico rival, el goleador, quien acumulaba una inactividad de casi siete meses, entró en el segundo tiempo y marcó en el cuarto minuto de descuento para sellar la eliminación del adversario más odiado.

 

2) River 3 – Boca 1 (2018)

Un Superclásico en la final continental prometía la gloria eterna para el vencedor y una vergüenza incomparable para el vencido. En el Santiago Bernabéu, la historia le guiñó el ojo al “Millonario”, que dio vuelta el partido con los goles de Lucas Pratto, Juan Quintero y Gonzalo “Pity” Martínez.

 

El gol del "Pity" en Madrid quedó inmortalizado.

El gol del “Pity” en Madrid quedó inmortalizado.

 1) Estudiantes 7 – Gimnasia 0 (2006)

Un “baile” como nunca se vio en un clásico argentino. El “Pincha” de Diego Simeone jugó el partido perfecto ante un Gimnasia que se limitó a ver cómo caían los goles en el arco de Juan Carlos Olave.

Este clásico no sólo significó el punto de partida para una nueva edad de oro de Estudiantes, que ese año se consagró campeón argentino y dos temporadas después se adjudicó la Copa Libertadores. Además fue una espina imposible de quitarse para el “Lobo”, que desde esa tarde nefasta siempre tuvo serias dificultades para afrontar el derby de La Plata.

Los números son elocuentes: desde 2006 hasta la actualidad, Gimnasia apenas ganó un clásico de los 21 disputados.

 

Estudiantes no tuvo compasión en el Apertura 2006.

Estudiantes no tuvo compasión en el Apertura 2006.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X