River-Boca se jugaría en el exterior entre el 8 y 9 de diciembre: Giro inesperado en la final de la Copa Libertadores

Directivos de la Conmebol se reunieron con representantes de ambos clubes para determinar cómo definir la Copa Libertadores.

Guía de: Fútbol Argentino

La suspensión de la gran final de la Copa Libertadores alteró los planes de todos. Ahora, en medio de un calendario muy apretado, la Conmebol deberá llegar a una decisión de inmediato que conforme a ambos clubes, a la opinión pública y a los patrocinadores.

Este martes por la mañana, los directivos Alejandro Domínguez (Conmebol), Daniel Angelici (Boca) y Rodolfo D’Onofrio (River) sostuvieron una reunión en el edificio de la confederación, donde surgió una opción: que el partido se dispute fuera de Argentina el fin de semana del 8 y 9 de diciembre.

La sede que toma fuerza es el estadio Defensores del Chaco de Asunción (Paraguay), aunque no se descartan otros países.

D'Onofrio (izquierda) y Angelici (derecha) viajaron a Paraguay para una reunión.

D’Onofrio (izquierda) y Angelici (derecha) viajaron a Paraguay para una reunión.

En caso de confirmarse la alternativa, ¿sería con público o a puertas cerradas? Aún es temprano para saber. Antes que nada, el Tribunal de Disciplina deberá responderle a Boca, que presentó una solicitud para la descalificación de River por su responsabilidad en los incidentes del sábado pasado.

Los clubes, por el momento, mantienen firme su postura. El “Xeneize” se niega a disputar el encuentro, mientras el “Millonario” espera jugar a puertas abiertas en su estadio. La opción de viajar a otro país sería un término medio, aunque no garantiza la aprobación de los dos finalistas.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios