River ganó en una final inolvidable la Copa Argentina a Rosario Central

El equipo de Marcelo Gallardo se alzó con el título al imponerse por 4-3 ante Rosario Central, con tres goles de Alario y uno de Alonso.

Guía de: Fútbol Argentino

Luego de una semana repleta de críticas, dudas y presiones, River Plate tuvo su desahogo: en un encuentro memorable, el equipo de Marcelo Gallardo ahuyentó todos los fantasmas al vencer 4-3 a Rosario Central y consagrarse campeón de la Copa Argentina.

Un Lucas Alario estelar, el espíritu de Andrés D’Alessandro, el desequilibrio de Sebastián Driussi y el empuje de Leonardo Ponzio fueron los pilares de este logro del “Millonario” durante todo el certamen, a lo que sumó en esta final el oportunismo del uruguayo Iván Alonso.

Alario marcó tres goles y fue la gran figura de la cancha.

Alario marcó tres goles y fue la gran figura de la cancha.

Dos equipos obsesionados con atacar y con buscar el arco rival suelen tener como producto un partido repleto de emociones. El pésimo estado del césped del estadio Mario Kempes no ayudó al juego habitual de River, que tuvo a los talentosos D’Alessandro y Gonzalo Martínez muy intermitentes, aunque la dupla Driussi-Alario fue un constante llamado al peligro.

Rosario Central tuvo en sus principales armas ofensivas al veloz José Luis Fernández y los artilleros Teófilo Gutiérrez y Marco Ruben, quienes todo el tiempo propusieron riesgo contra la muy floja defensa riverplatense y el inseguro arquero Augusto Batalla.

A los 9’, la primera aparición de la gran estrella de la noche: Alario transformó en gol un penal cometido a Ignacio Fernández. Rosario Central lo dio vuelta en un torbellino: el empate lo marcó Damián Musto a los 26’, tras un error de Batalla en el que todo River pidió infracción, y desniveló a los 30’ a través de Ruben.

La gran polémica de la noche se produjo a los 40’, cuando Alario cayó en el área rival y el árbitro Patricio Loustau sancionó un polémico penal para la banda roja. El mismo goleador se encargó de mandar la pelota al fondo de la red, señalando su segundo gol en el partido y dejando el marcador en 2-2 antes del cierre del primer capítulo.

River y Central protagonizaron un duelo memorable.

River y Central protagonizaron un duelo memorable.

Un segundo tiempo atrapante

La etapa complementaria no decayó en intensidad, con ambos equipos con el arco entre ceja y ceja. Central se puso 3-2 gracias a otra falla del arquero rival, aprovechada por Ruben, a los 18 minutos.

Era el momento de los dirigidos por Eduardo Coudet para liquidar el partido. Sin embargo, Gallardo (muy criticado por sus cambios en el Superclásico) mandó a la cancha a Alonso y el partido se decantó a favor de River: el uruguayo asistió a Alario (27’) para el empate transitorio y él mismo se encargó de poner el 4-3 definitivo (30’).

Los jugadores de River posan con la Copa Argentina

Los jugadores de River posan con la Copa Argentina

En los últimos 15 minutos, el “Millonario” entendió que debía cerrar sus líneas defensivas y Rosario Central, que perdió su tercera final consecutiva (en 2014 ante Huracán y en 2015 contra Boca) no supo cómo romper el cerrojo. La posterior expulsión de Ruben, figura y capitán del “Canalla”, fue el golpe de nocaut.

Es la primera vez que River Plate se alza con el trofeo de la Copa Argentina, lo cual además le otorga un pasaje para la próxima Copa Libertadores. De esta manera, el club de Núñez cierra un año de altibajos con una sonrisa y un nuevo trofeo bajo el brazo.

 

Los goles de River 4 – Rosario Central 3:

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X