Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

River y Boca cumplieron: Un superclásico marcado por las polémicas y las patadas

River le ganó a Boca por la mínima diferencia, en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, con una enorme cantidad de jugadas polémicas.

Hablado, conversado y al filo del reglamento. Así se disputó un nuevo Superclásico del fútbol argentino, por el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores en el cual -podrá sorprender o no- las acciones polémicas tuvieron predominio por sobre el juego.

“Los partidos de copa son diferentes” suele repetirse hasta el hartazgo, y el de anoche no parece haber estado exento a esa regla tácita, con el árbitro Germán Delfino, aquel que cambiara una decisión ayudado por la televisión, adoptando una postura quizá demasiado permisiva. Recién al minuto 88 se decidió a sacar la tarjeta roja al expulsar a Teo Gutiérrez, cuando antes de la patada del colombiano hubo otras aun más violentas.

Ramiro Funes Mori, defensor millonario, pegó una patada voladora, con los tapones hacia adelante, que fue erróneamente sancionada por Delfino con tarjeta amarilla. Pablo Pérez, mediocampista de Boca, se contagió del clima reinante en el Superclásico y escupió a Gonzalo “Pity” Martínez: la Conmebol estudia sancionarlo “de oficio”, ya que el árbitro no lo observó.

River derrotó a Boca por 1 a 0, a través de un penal convertido por Carlos Sánchez -otro que debió abandonar el campo de juego por pegarle desde atrás a Fernando Gago- a los 36 minutos del segundo tiempo, dando el primer paso al jugar un poco mejor que Boca, aunque dejando la llave abierta. El partido de vuelta se jugará el jueves 14 de mayo en La Bombonera.

Patada voladora de Funes Mori a Pablo Pérez

Escupitajo de Pablo Pérez a Gonzalo Martínez

Carlos Sánchez golpea de atrás a Fernando Gago

Fernando Gago hace un gesto por el supuesto “frío” que hace en el Monumental

El único gol del partido

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X