Chelsea, Málaga, Manchester City, mucha inversión y poco éxito

No siempre gastar más significa gastar mejor. Así lo pueden confirmar los dueños del Manchester City, Arsenal, Chelsea, Málaga y hasta el Real Madrid, quienes a pesar de protagonizar el mercado de pases cada año, han estado lejos de dominar el fútbol a nivel europeo.

Cuando el 1 de septiembre de 2008 Sulaiman Al-Fahm se convirtió en propietario del Manchester City, se especulaba con que sería capaz de revolucionar el mundo del fútbol. Y es que el originario de los Emiratos Árabes invirtió 250 millones de dólares únicamente para administrar el club y convertirlo en una potencia a nivel europeo. Pero de eso nada: Sólo suma decepciones. Y no le ha costado barato.

Manchester City

Foto: EFE

Manchester City es el ejemplo más claro que las fuertes inversiones árabes no han dado los frutos esperados.

Más de 400 millones de dólares en jugadores es parte del currículum de compras del magnate árabe, que a pesar de haber adquirido a jugadores de la talla de Carlos Tevez y Robinho, ni siquiera ha podido posicionarse como uno de los candidatos del campeonato inglés y recientemente fue eliminado de la Europa League por un equipo sin figuras rutilantes, como el Dínamo Kiev del veterano Shevchenko.

Otro de los que han visto a los rivales quedarse con la copa en sus narices es el Arsenal. El conjunto de Londres cuenta con el ruso Alisher Usmanov (35° millonario del mundo según Forbes), como máximo accionista desde 2007 y desde su llegada al club, jugadores como Samir Nasri o Thomas Vermaelen han engrosado sus filas. Aún así, no han podido cortar una sequía de seis años sin títulos.

Uno de los pocos que ha conseguido escapar de las frustraciones es el Chelsea inglés. El cuadro adquirido por Roman Abramovich en 2003 se ha consolidado como uno de los mejores exponentes del país gracias a las contrataciones millonarias de futbolistas del calibre de Didier Drogba y Michael Essien, que le han permitido dar un salto de calidad y conseguir tres ligas locales y tres FA Cup. Pero no es suficiente.

Esto debido a que el tamaño de las contrataciones y el porcentaje de éxitos de los ‘blues’ están lejos de poder ser vistas como un éxito, principalmente producto de fracasos rotundos como las contrataciones de Shevchenko, Verón y posiblemente Fernando Torres, que han mantenido preocupada a la billetera del magnate que aún no puede conseguir su principal anhelo: la Copa de Campeones.

El caso español

El jeque Abdullah Al-Thani es un soñador. Pero a diferencia del común de los mortales, tiene el dinero para poder cumplir sus sueños. O al menos así lo creía hasta comprar el Málaga español en 250 millones de euros, contratar al chileno Manuel Pellegrini como entrenador y destinar 75 millones de euros para fichajes.

Pero no le resultó bien, al menos por el momento, ya que a duras penas el conjunto blanquiazul ha tenido que luchar por permanecer en primera división con conjuntos y planillas de mucho menor presupuesto: una realidad muy lejana a las copas europeas como se esperaba en el inicio.

Pero si existe un equipo despreocupado por la inversión, ese equipo es Real Madrid. Los ‘merengues’ obsesionados por superar a Barcelona, no han escatimado en gastos, trayendo al europeo y al sudamericano más caros de la historia, Cristiano Ronaldo y Kaká respectivamente, quienes no han sido capaces siquiera de hacerle sombra al equipo ‘culé’, que potenciando sus divisiones inferiores y con un nivel de compra infinitamente inferior, han conseguido consolidarse por lejos como el mejor equipo del mundo. Como para demostrar que la receta del éxito no siempre está en el dinero.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X