Inicio » Grandes Misterios » Equipo

51 años después: Descifraron mensaje del “Asesino del Zodiaco”, uno de los mayores criminales de Estados Unidos

El sujeto nunca fue capturado, por lo que el caso continúa abierto.

Entre 1968 y 1969, California vivió en completo pánico por el denominado “Asesino del Zodiaco”, quien habría asesinado a 37 personas y nunca fue capturado.

51 años después, un trío de científicos logró descifrar uno de sus mensajes, el que había enviado al “San Francisco Chronicle”. Un belga, un australiano y un norteamericano consiguieron el notable avance.

Se trata del programador informático Jarl Van Eycke, el matemático Sam Blake y el desarrollador de softwares David Oranchak, de acuerdo a la información de CNN.

Desde 2006 en adelante, se analizaron 650 mil variaciones del texto que le envió al diario, mediante un trabajo de decodificación específico, el que tuvo su resultado el pasado viernes.

Mensaje

El mensaje del “Asesino del Zodiaco” que fue descifrado en los últimos días.

¿Qué decía? “Espero que se estén divirtiendo mucho intentando atraparme, ese no era yo el que apareció en televisión. No le tengo miedo a la cámara de gas, porque me enviará al paraíso. Tengo suficientes esclavos que trabajan para mí, yo no le tengo miedo a la muerte porque sé que mi nueva vida será fácil”.

Hay cinco víctimas confirmadas de acuerdo a la policía que estudio por años el caso: David Arthur Faraday (17 años), Betty Lou Jensen (16), Darlene Elizabeth Ferrin (22), Cecilia Ann Shepard (22) y Paul Lee Stine (29).

Respecto al principal sospechoso, siempre se pensó que el culpable era Arthur Leigh Allen. En julio de 1971, un amigo lo denunció a las autoridades y, cuando fue interrogado después del doble crimen en el lago Bereyssa, dijo que sus cuchillos ensangrentados fue por la matanza de unos pollos… pese a que nadie le había preguntado.

Zodiac_police_sketch

Leigh Allen siempre fue considerado el principal sospechoso.

Aunque siempre negó los cargos, cercanos revelaron que se hacía llamar “Zodiaco”, utilizaba una pulsera con esa misma leyenda y, dado que fue despedido de su trabajo como profesor por acoso sexual, se creía que tenía resentimiento hacia los jóvenes y las mujeres.

Falleció en 1992. La evidencia que tuvieron los investigadores en su contra resultó ser negativa: No se encontró nunca su ADN, ni tampoco su escritura coincidía con las cartas que mandó el “Asesino del Zodiaco”.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios