Inicio » Grandes Misterios » Equipo

¿Asesinada o fugitiva? La desaparición de Cynthia Anderson que lleva 39 años sin resolverse

La joven de 20 años era parte de una familia extremadamente religiosa.

Para todas las familias del mundo debe ser una pesadilla tener que lidiar con la desaparición de un ser querido. Más aún, cuando ese hecho ocurrió hace 39 años.

El 4 de agosto de 1981, fue vista por última vez con vida Cynthia Anderson, quien era tan solo una adolescente de 20 años, y que trabajaba como secretaria en una firma de abogados.

Sus padres eran extremadamente religiosos y estrictos: Desde que era niña la obligaron a asistir a misa y a formar parte de eventos de dicha índole, como los campamentos de verano.

De hecho, fue en la iglesia donde conoció a su novio, y según sus más cercanos, iba a renunciar para irse a estudiar a una universidad religiosa, por recomendación de sus progenitores.

Los sucesos extraños comenzaron a ocurrir meses antes de que desapareciera. En la ventana frente a su oficina, apareció dos veces pintado el mensaje “Cynthia, te amo. GW”.

Cindy_age_progression

Los dibujos que se hicieron de Anderson una vez que desapareció.

Anderson, semanas después, comenzó a soñar con que era secuestrada y asesinada. Como se le notaba asustada, sus jefes le aconsejaron tener siempre la puerta con llave, e instalaron un botón de pánico en su escritorio. Nada de eso sirvió.

Cuando ya no se sabía su paradero, la policía consultó con familiares y amigos quién podía ser el hombre de las iniciales. Llegaron a un conserje del edificio donde trabajaba, pero finalmente se descartó su participación.

Meses después, el autor de los escritos confesó. Pero, en un giro radical a la historia, reveló que eran para otra persona, lo que dejó esa posible evidencia sin la opción de ofrecer pistas.

Recién pasado el mediodía llegó su jefe, quien de inmediato notó su ausencia. Cynthia acostumbraba a dejar los teléfonos descolgados y una nota cuando se ausentaba, pero eso no ocurrió aquella jornada. Además, la novela romántica que estaba leyendo se encontraba justo en la página en la que a la protagonista se la llevan tras amenazarla con un cuchillo.

Un llamado de una voz femenina alertó a los detectives en plena investigación: Supuestamente la tenían en el sótano de una casa blanca, pero no se entregaron más detalles. Lo cierto es que esa vivienda jamás existió.

También, en todo este tiempo, se ha especulado con que la asesinó José Rodríguez, un traficante de drogas cuyo abogado era Richard Neller, quien se desempeñaba en la misma firma. Sin embargo, su confesión fue desestimada por el juez. ¿La razón detrás de esto? Se cree que escuchó el negocio que ambos tenían, y que fue “silenciada”.

cynthia-anderson

El caso de Cynthia es uno de los más complejos de los últimos 40 años en Estados Unidos.

Nathaniel y Anthony Cook, unos hermanos que a comienzos de los 80′ le quitaron la vida a al menos nueve mujeres en Ohio, Estados Unidos, donde precisamente vivía Anderson, aparecieron como los principales sospechosos. Pero ellos negaron siempre que fuera una de sus víctimas, y tenían razón: No hubo ningún hallazgo en su contra.

¿Y si Cynthia se fugó? Michael Anderson, su papá, sostuvo desde ese día que ella había adquirido mucho interés por el maquillaje y que cambió sus hábitos alimenticios, y creyó siempre que eso influyó en que no volviera a aparecer.

Vale mencionar, de todos modos, que la joven no se llevó su auto, ni sacó el dinero que tenía en el banco. Junto a ella, tampoco se volvió a ver su cartera y sus llaves. Hasta el día de hoy, algunos creen que ella llamó a los oficiales para darles el dato del posible secuestro en el sótano, y que todo fue falso para despistarlos.

¿Finalmente, se sabrá la verdad? El caso de Cynthia Anderson tiene demasiados misterios que no han sido resueltos, y una lista extremadamente reducida de posibles culpables, lo que ha dificultado la posibilidad de determinar qué ocurrió.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios