Inicio » Grandes Misterios » Equipo

Cuádruple asesinato en cabaña de California: Uno de los crímenes más horribles de la historia

Los cuerpos fueron descubiertos por la hija de una de las víctimas.

Uno de los crímenes más macabros de toda la historia sucedió el 11 de abril de 1981 en Keddie, California. Al interior de una cabaña, las víctimas fueron Glenna Sharp, su hijo John, su amigo Dana Wingate y su hija Tina.

Tres de los cuerpos fueron descubiertos por Sheila, hija de Glenna y quien se encontraba alojando en una casa cercana. El de Tina no estaba, y durante años fue declarada persona desaparecida hasta que encontraron su cráneo.

Lo más extraño de este caso es que, en la casa donde ocurrieron los asesinatos, no fueron atacados Rick y Greg, los hijos menores de la mujer, y su amigo Justin Smartt.

A los fallecidos los amarraron con cinta adhesiva y cables, y posteriormente les rompieron la cabeza y les provocaron heridas profundas con dos cuchillos.

Vecinos dijeron escuchar unos gritos que se desvanecieron a los pocos segundos cerca de las 01:30 de la madrugada, pero no supieron identificar de dónde venían según su testimonio en la investigación.

keddie-murders-allxm-4c-COLOR-800x445

La cabaña fue demolida en 2004.

Justin, uno de los sobrevivientes, le dijo a la policía que vio a dos hombres junto a Glenna dentro de la cabaña horas antes del crimen. Luego, aseguró que John y Dana discutieron con ellos, y que a Tina uno de los sospechosos se la llevó para afuera por la puerta trasera.

Según sus palabras, uno de ellos tenía un bigote y pelo corto. El otro estaba afeitado y tenía el cabello largo. Sin embargo, los dibujos masificados por los investigadores no arrojaron ninguna identificación.

Casi 30 años después, la madre de Smartt, Marilyn, reveló que siempre sospechó de que su ex marido Martin y un cercano a él, John Boubede, fueron los autores.

Para Marilyn, el principal motivo es que Glenna la estaba aconsejando en su matrimonio por los problemas que tenía, y que cuando Martin se enteró “se enojó como nunca antes”. Además, en base a su versión, a él no le gustaba que Justin tuviera amistad con los Sharp.

Oficiales también recibieron una sorprendente declaración del terapeuta de Smartt: “Me confesó que asesinó a Glenna y Tina, pero que no tuvo nada que ver con los dos chicos. A Tina la mató porque la reconoció y no quería ser identificado”, señaló.

Martin Smartt murió de cáncer en 2000, mientras que Boubede, al que se le investigaba por su cercanía con el crimen organizado en Chicago, falleció en 1988.

De acuerdo a lo publicado en 2016 por un diario de Sacramento, Martin le mandó una carta a su ex pareja acusándola de llevarlo a cometer las muertes. “Pagué el precio de tu amor con las vidas de cuatro personas”. Increíblemente, el escrito no fue investigado en un principio.

Keddie Víctimas

Las cuatro víctimas del brutal crimen que sacudió a Estados Unidos.

Ese mismo año, se encontró un martillo muy similar al que los dos posibles culpables dieron como perdido poco después de que quedara al descubierto el cuádruple asesinato, aunque no se encontraron pruebas concluyentes de que les perteneciera.

Hace dos años, el jefe de la investigación actual, Mike Gamberg, informó que el ADN encontrado en un pedazo de cinta es de una persona que está viva, por lo que el caso sigue abierto. Por ahora, nadie ha sido sentenciado por un crimen tan brutal como misterioso.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios