El cuestionado trabajo de la Comisión Warren: ¿Hubo encubrimiento en el asesinato del Presidente Kennedy?

Una de las muertes más impactantes de toda la historia ocurrió el 22 de noviembre de 1963.

Guía de: Grandes Misterios

El 22 de noviembre de 1963, los corazones en todo Estados Unidos se paralizaron, y los ojos del mundo no podían creer la información: John Kennedy, el trigésimo Presidente norteamericano, fue asesinado.

Durante una visita de estado a Dallas, el Mandatario recibió una serie de impactos de bala, los que finalmente terminaron con su vida pese al traslado de urgencia que se efectuó hasta el hospital Memorial Parkland.

La policía, esa misma tarde, arrestó a Lee Harvey Oswald y, luego de matar a un oficial, fue acusado del crimen. 48 horas después, era acribillado, frente a las cámaras de televisión, por Jack Ruby.

Fueron días que parecieron eternos en el país. Lyndon Johnson, quien quedó a cargo como máxima autoridad, nombró a una serie de especialistas para la investigación.

JFK

Se le denominó a la instancia “Comisión Warren”, la que después de 10 meses de trabajo entregó sus conclusiones. Sin embargo, todavía hay quienes sostienen que hubo un notorio encubrimiento, y que no se dijo toda la verdad.

Uno de sus integrantes era el jefe de la CIA, Allan Dulles, quien estaba públicamente enfrentado con Kennedy por la fallida invasión a Cuba ocurrida en 1961.

Gerald Ford también formó parte. Era muy cercano al director del FBI, Edgard Hoover, otro de los que nunca tuvo problemas para declarar su enemistad con el ex Presidente y su hermano, el fiscal Robert, quien también fue baleado en 1968.

¿Qué se determinó finalmente? Que se realizaron tres disparos, que la hasta la actualidad discutida “bala mágica” también golpeó al gobernador John Connally, que Oswald actuó sin ayuda, y que ningún agente gubernamental formó parte de una conspiración para asesinarlo.

_114771260_leeharveyoswald

Nellie, la señora de Connally, fue una de las principales detractoras del informe. Ella estaba convencida de que a su marido lo hirió un disparo distinto, mientras que otros testigos aseguran que el balazo fatal contra el ex Mandatario fue de frente.

Otro punto que generó mucha polémica: Según la comisión, los disparos se efectuaron en menos de 10 segundos. Oswald no era un experto en base a su experiencia con el cuerpo de marines, por lo que sería imposible que haya acertado dos de ellos a un blanco en movimiento.

Hubo, además, un tercer herido. Su nombre era James Tague, y sufrió un golpe en su mandíbula porque una de las balas levantó un pedazo de concreto.

¿Cómo fue el trayecto de la “bala mágica”? De acuerdo a los investigadores, atravesó los cuerpos del Presidente y el gobernador, quitándole 10 de centímetros de costilla a Connally, para luego insertarse en su muslo y que la sacaran intacta cuando era trasladado en camilla.

Tanto se ha discutido, hablado y analizado en estos 57 años. Pero, como dijo el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, Earl Warren, la “verdad no se conocerá mientras vivamos”. Esa frase la pronunció poco antes de su muerte en 1974.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios