El escalofriante crimen de Dorothy Scott: Sus restos fueron descubiertos cuatro años después de ser asesinada

A 41 años de su muerte, todavía no hay un responsable.

Guía de: Grandes Misterios

Hay desapariciones y asesinatos que simplemente no tienen respuesta, y que ni siquiera después de años de investigación y trabajo policial llegan a un cierre.

Eso es exactamente lo que ocurrió con el crimen de Dorothy Scott en California, Estados Unidos, la jornada del 28 de mayo de 1980 cuando fue vista por última vez.

La historia comienza así: Tuvo que llevar a dos compañeros de trabajo al hospital luego de que fueran mordidos por una araña. Mientras ambos esperaban una prescripción tras ser atendidos, la mujer de 32 años fue a buscar el auto para recogerlos.

Sus colegas salieron del hospital, pero no pudieron subirse al vehículo porque este aceleró por completo, y tampoco vieron quién estaba al volante dado que las luces los cegaron.

dorothy-jane-scott

Un par de horas después reportaron su desaparición, pero lo que vino después fue sencillamente extenuante y terrorífico: Sus restos no aparecieron por cuatro años.

Fue durante la madrugada del 29 de mayo que su automóvil fue hallado, completamente quemado, a unos 20 kilómetros del recinto médico. Por supuesto, no había señales de ella ni del secuestrador.

Meses antes de desaparecer, la víctima solicitó protección porque había estado recibiendo llamadas anónimas de un acosador, el que le aseguraba que la iba a asesinar.

Desde ese día, hasta 1984, su madre Vera también habría estado en comunicación con el posible autor. Lamentablemente, no lo pudieron ubicar ni rastrear dado que los llamados eran extremadamente cortos.

scott

Recién el 6 de agosto de 1984, un trabajador de una construcción descubrió unos huesos humanos. Una semana después, los registros dentales confirmaron que eran de Scott, aunque la autopsia no pudo determinar cómo murió.

¿Por qué fue asesinada? Una de las teorías más nombradas es que un hombre acusó que ella la estaba engañando. “La amaba y me dejó por otro”, habrían sido sus palabras según un medio local al que él llamó.

¿Quién fue el principal sospechoso? Un sujeto de nombre Mike Butler, dueño de una tienda donde trabajó Dorothy. De acuerdo a las autoridades, “era inestable y creemos que por mucho tiempo estuvo también metido en rituales y actividades de culto”.

Incluso, su hermana era cercana a Scott dado que también compartían labores. Shawn, hijo de la mujer asesinada y quien tenía cuatro años en ese entonces, siempre estuvo convencido de que Butler le quitó a su madre.

Aunque lo tuvieron en la mira, la policía nunca llegó a pruebas contundentes en su contra. Y así es como a 41 años de esta macabra situación, nadie ha sido condenado.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios