El homicidio de la familia Dardeen: Un crimen que generó pánico en una de las zonas más importantes de Estados Unidos

Los cuerpos fueron descubiertos el 18 y 19 de noviembre de 1987.

Guía de: Grandes Misterios

¿Cómo generar pánico en uno de los estados más importantes de Estados Unidos? asesinando a una familia entera. Eso fue lo que ocurrió con la muerte de los Dardeen en Illinois.

Entre el 18 y 19 de noviembre de 1987, los cuerpos de Keith, su señora Elaine, su hijo Peter y su hija recién nacida fueron encontrados completamente abatidos aparentemente con un bate de béisbol.

Lo más macabro de este homicidio es que la mujer tenía siete meses de embarazo, y debido a la golpiza sufrida, increíblemente dio a luz a la bebé, a quien asesinaron de forma inmediata.

Y eso no es todo. Keith Dardeen no estaba con su familia al momento en que fallecieron, sino que su cadáver apareció además mutilado y baleado 18 kilómetros al sur de su casa.

Dardeen

Los Dardeen fueron víctimas de uno de los crímenes más macabros del último tiempo en EE.UU.

Toda la investigación comenzó cuando el hombre no asistió a trabajar, algo que llamó la atención de su supervisor dado que siempre le consideraron un empleado extremadamente responsable.

Dado que él no avisó que faltaría, y a que nadie contestó las llamadas en su hogar, fue su padre, Don, el que con agentes llegaron hasta la casa, donde vieron la macabra escena: su esposa e hijos estaban completamente ensangrentados arriba de una cama.

Al día siguiente, y como en un principio fue el principal sospechoso, comenzó la búsqueda de Dardeen. Su auto, en tanto, estaba estacionado al frente de una estación de policía.

Si en los últimos años, en los condados de Jefferson y Franklin en Illinois, ya había temor por una serie de crímenes, este derechamente provocó una histeria masiva. La gente empezó a ir a sus trabajos con escopetas, y a guardar pistolas y otras armas en las guanteras.

Ninguno de sus vecinos sabía quién tenía motivos para quitarles la vida. Si bien se encontró una dosis mínima de marihuana en la casa, no se les acusó de tráfico de drogas. Tampoco, luego de las autopsias respectivas, hallaron alcohol u otras sustancias en su interior.

Casa Dardeen

La casa de los Dardeen en Illinois.

Joeann Dardeen, la madre de Keith, trabajó sin descanso junto a los investigadores para encontrar al culpable. De hecho, consiguió que el programa “America’s Most Wanted” mostrara el caso en televisión, aunque no generó ninguna pista nueva.

Fue a comienzos de los 2000 cuando un asesino en serie llamó la atención de los oficiales: Tommy Lynn Sells, quien en Texas en 1999 mató a una chica, era el posible homicida.

Mientras pasaban los años, Sells empezó a confesar sus crímenes. Uno de ellos fue precisamente el de los Dardeen. ¿Caso cerrado? Para nada, porque sus testimonios no ayudaron en este caso particular.

Tommy-Lynn-Sells-002.1

Lynn Sells fue ejecutado por la confesión de 22 asesinatos.

Primero dijo que conoció a Keith en una parada de camiones, y luego en un salón de billar. En ambos casos, señaló que lo invitó a comer y lo mató a él y su familia por hacerle una proposición sexual. Lynn Sells había sido abusado cuando niño, y esta supuesta propuesta lo lleno de ira.

No mantuvo su historia en una nueva confesión, en la que expresó que llegó hasta el hogar, golpeó a Dardeen y luego lo obligó a amarrar a su pareja e hijo. Posteriormente lo asesinó, antes de regresar a matar a sus familiares.

¿Quién es realmente el homicida? hasta hoy no se sabe, porque Lynn Sells fue ejecutado en 2014 y sus contradictorias versiones generaron controversia y poca credibilidad no solo en los detectives, sino que en los cercanos a las víctimas.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X