Inicio » Grandes Misterios » Equipo

El macabro asesinato de una familia en Alemania: Se cumplirán 100 años y aún no hay un culpable

La granja de Hinterkaifeck guarda el misterio más grande sin resolver en el país.

El 31 de marzo de 1922, ocurrió el crimen más grande sin resolver en la historia de Alemania: la familia Gruber fue brutalmente asesinada en su casa, ubicada en la granja de Hinterkaifeck.

Cazilia Gruber (72), su marido Andreas (63), su hija Viktoria (35), sus nietos Cazilia ( 7) y Josef (2), y su empleada doméstica María Baumgartner (44) sufrieron un ataque salvaje con una picota.

Los cuerpos recién fueron descubiertos cuatro días después por un grupo de vecinos, luego de que creciera la preocupación cuando Cazilia no fue vista en el colegio y nadie respondía a los llamados en el hogar.

Amontonados en el establo estaban los cadáveres de ambas Cazilias, Andreas y Viktoria. María murió en su propia pieza, y a Josef lo asesinaron en su cuna.

Hinterkaifeck

La casa donde ocurrieron los horribles asesinatos.

Baumgartner solo llevaba horas contratada, luego de que reemplazara a la antigua empleada, quien renunció por escuchar supuestos ruidos en el ático de la vivienda.

Hubo una sola víctima que no murió de inmediato de acuerdo a la investigación: la pequeña Cazilia, quien sobrevivió por horas a los golpes recibidos antes de perecer.

Increíblemente, y en una circunstancia que añade aún más misterio a este caso, los animales fueron alimentados, alguien comió en la cocina y el correo fue recibido con normalidad el sábado, un día antes de que encontraran a los fallecidos.

Semanas antes de morir, Andreas Gruber escuchó pasos en el sótano y, cuando fue a ver de qué se trataba, halló un diario desconocido y se dio cuenta de que se habían robado un set de llaves del hogar.

hfarm-04

La pieza donde fue asesinada María Baumgartner.

Respecto a los sospechosos, el principal siempre fue Lorenz Schlittenbauer, quien precisamente lideró la búsqueda de la asesinada familia hasta ser encontrada.

De acuerdo a información de la policía, él admitió tener una relación con Viktoria, e incluso aseguró que el pequeño Josef era su hijo, y no de Karl Gabriel, el fallecido marido de la mujer.

Unos años antes, Schlittenbauer había quedado viudo y, para peor, perdió al único bebé que tuvo con su segunda esposa. De hecho, él y y Viktoria planeaban casarse hasta que Gruber interfirió en sus planes. De todos modos, nunca fue encontrado culpable.

Lorenz-Schlittenbauer-1

Schlittenbauer fue el principal sospechoso, pero murió sin ser culpable.

Pero la historia familiar no termina ahí. Según conocidos de los Gruber, era muy posible que el mismo Andreas haya sido el padre de Josef, porque el rumor en el pueblo era que estaba enamorado de su hija. Es más, algunos aseguran que tuvieron más de un hijo.

Van a cumplirse 100 años de esta dramática situación en la región de Bavaria, y pese a que con el tiempo muchos otros nombres fueron interrogados y arrestados, nadie sabe quién les quitó la vida.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios