Gregory Villemin y el escalofriante crimen que después de 35 años sigue inquietando a los franceses

El pequeño jugaba en el patio de su casa cuando fue raptado. Luego, vinieron asesinatos familiares y hasta un policía se suicidó por no encontrar la verdad.

Guía de: Grandes Misterios

Entre septiembre de 1981 y octubre de 1984, la familia francesa Villemin recibió cartas anónimas. En ellas, se les aseguraba que iban a sufrir una tragedia como consecuencia de los actos de Jean Marie, el padre.

Semanas después de recibir la última misiva, ocurrió el brutal crimen. Gregory Villemin, de solo cuatro años, fue raptado desde el patio delantero de su casa y lanzado al río Vologne, en Francia.

Horas más tarde, y tras denunciar su desaparición a la policía, encontraron su cadáver. Tenía los pies y manos amarrados con una cuerda, y un gorro de lana le tapaba la cabeza.

La tarde del 16 octubre, el día del horroroso asesinato, Jean Marie y Christine Villemin recibieron una escalofriante llamada. “He raptado al hijo del jefe y lo he lanzado al río”.

Otra carta llegó al día siguiente de que quedara al descubierto la muerte del menor. “Espero que mueras de dolor, jefe. Tu dinero no le devolverá la vida. Esta es mi venganza”. Villemin recibió un ascenso en el trabajo, y eso habría gatillado esta dramática situación.

Villemin Padres

Christine y Gregory Villemin días después del asesinato.

Para los familiares más cercanos a Gregory, su partida tuvo consecuencias catastróficas. Bernard Laroche, un primo de su papá, fue implicado en el caso por su cuñada y expertos en escritura.

Murielle Bolle, quien lo acusó de ser el autor, se retractó de su declaración y dijo públicamente que fue presionada por los detectives para darles un nombre.

Jean Marie Villemin, pese a la rectificación en las palabras de la mujer, le dijo a la prensa que iba a asesinar a Laroche. Y así lo hizo en 1985, al dispararle mientras la víctima se iba a trabajar. Fue sentenciado a cinco años de prisión, pero salió en 1987.

Increíblemente, en 1985 también se mencionó a la madre de Villemin como sospechosa, pues se creyó que ella escribió los mensajes que les llegaron a su casa. Recién en 1993 fue absuelta del cargo en su contra.

Villemin Río

Detectives con el cuerpo del menor tras sacarlo del río.

gregory

33 años más tarde, en junio de 2017, fueron arrestados una tía y un tío abuelo del niño, así como Bolle. Los tres fueron liberados 36 días después, y ninguno fue encontrado culpable.

Tal era la presión de los medios franceses por resolver este misterio, que el magistrado a cargo de la investigación inicial, Jean Michel Lambert, se suicidó al no haber tenido pruebas sólidas para dar con el asesino.

¿Quién asesinó a Gregory Villemin para vengarse de su padre? Esa es la gran duda que aún persiste en suelo francés, una que parece cada más difícil de contestar con la verdad.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios