Haile Selassie: El ex emperador de Etiopía que tenía más dinero que su país y cuya muerte es un enigma aún sin resolver

Gobernó el país durante 44 años, hasta que un documental expuso su lujosa vida.

Guía de: Grandes Misterios

Durante casi 44 años, Haile Selassie fue considerado prácticamente un Dios en Etiopía, un país africano que en la actualidad sigue luchando contra la pobreza y, especialmente, la hambruna.

Tafari Makkonen Woldemikael, ese fue su nombre al nacer, fue nombrado Gobernador a los 14 años, y en 1928 llegó al trono, aunque hubo un grave problema: En ese entonces regía la emperatriz Zewditu.

Se desató una guerra civil, la que tuvo por ganador en 1930. Su contrincante habría sido asesinada, aunque históricamente muchos han especulado que murió de un infarto tras perder a su marido en combate.

Cinco años más tarde, se fue como exiliado a Inglaterra luego de que Italia conquistara su nación. No fue hasta 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando pudo retornar gracias a la ayuda de las tropas británicas.

Abolió la esclavitud, creó una nueva constitución y estrechó su relación con las principales democracias de Europa. Sin embargo, y pese a que su figura ya se asemejaba a la de una deidad, las desigualdades sociales y económicas seguían siendo muy preocupantes.

Haile Reina Isabel II

Hasta que a fines de los ’60 y principios de los ’70 la situación se volvió derechamente insostenible. La ausencia de realidad, y poca empatía para entender el contexto en el que vivía, le pasó la cuenta.

Fue un documental del periodista inglés Jonathan Dimblebby el que lo terminó de sentenciar: Expuso que su fortuna personal sobrepasaba los mil millones de dólares, mientras gran parte de sus compatriotas colapsaba en las calles por falta de comida y agua.

La emisión de ese programa motivó a otros estados y organizaciones a enviar ayuda humanitaria, la que se cortó de raíz cuando el ministro de Relaciones Exteriores pidió que pagaran impuestos por la mercadería que entraba a suelo etíope.

El 12 de septiembre de 1974, un general ingresó al Palacio de Gobierno y le expuso que su mandato había llegado a su fin. Sin inmutarse, Selassie se subió al vehículo y fue trasladado hasta otra de sus residencias.

Quienes conformaron el nuevo régimen militar decomisaron cada una de sus propiedades y tierras, aunque no lograron sacarle información respecto a las cuentas extranjeras en las que depositaba su dinero.

Selassie

Menos de un año después de rescindir el poder, específicamente el 27 de agosto de 1975, fue encontrado sin vida en su pieza. Y su causa de muerte sigue siendo un enigma hasta hoy.

Pudo ser un paro cardíaco a sus 83 años. También se señaló que murió por una infección respiratoria provocada por un cáncer de próstata. Pero hay otra versión, mucho más potente.

Veinte años después de su deceso, se inició un juicio. No se llegó a una conclusión oficial, pero se apuntó directamente a Daniel Asfaw, general del dictador Mengistsu Hailemariam, quien lo habría asfixiado con una almohada.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios