Jimmy Hoffa: El famoso sindicalista desaparecido que inspiró la película “El Irlandés”

El líder de los "Teamster" fue visto por última vez en 1975.

Guía de: Grandes Misterios

“El Irlandés” es una de las grandes películas que se estrenó para cerrar el 2019. Protagonizada por tres históricos actores como Robert DeNiro, Al Pacino y Joe Pesci, se centra en la historia del desaparecido líder sindical Jimmy Hoffa.

Nacido en 1914 en Indiana, a los 15 años ya se desempeñaba como cargador de camiones, antes de la Gran Depresión económica que azotó a Estados Unidos.

Fue en su juventud que comenzó a oponerse a los abusos de los patrones en dicho negocio. Siendo apenas un adolescente, consiguió la regulación legal para los camioneros.

Así, en 1933 ya estaba regularizada la actividad en el medio oeste, y en 1940 lo logró a nivel nacional. Eso lo transformó en uno de los líderes sindicales más poderosos del país.

El Irlandés

DeNiro y Pacino son los grandes protagonistas de una de las películas más esperadas del 2019.

Logró importantes mejoras en los salarios y aumentó la calidad de vida laboral para sus compañeros. Su fuerte personalidad era respetada y poco a poco los grandes empresarios le empezaban a temer.

Con el correr de los años, sin embargo, su presencia se transformó en un peligro, porque no fueron pocos los que lo empezaron a acusar de estar ligado a la mafia para mantener su estatus dentro de los “Teamster”: La Hermandad Nacional de Camioneros.

Bajo su mandato, este grupo tuvo un crecimiento histórico: de 30 mil afiliados pasaron a ser dos millones, transformándose en la fuerza gremial más influyente de Norteamérica.

Tras un corto período de tiempo como vicepresidente de la organización, en 1957 fue elegido presidente de los “Teamster”. Pero su liderazgo duró poco, pues en 1964 fue encarcelado por sobornar a un jurado durante un proceso legal en su contra.

Hoffa

Hoffa, según quienes lo conocían, era un líder implacable y de muy poca paciencia.

Resulta que, dada su relación con organizaciones criminales, se ofrecía a lavar el dinero ganado por los gangster a cambio de intimidar a nombres de peso en distintos negocios norteamericanos.

De hecho, la magnitud del caso llegó hasta el entonces Presidente Richard Nixon. Lo indultó en 1971, pero con la condición de que no ejerciera ningún cargo durante una década.

Pero ese proceso jamás alcanzó a completarse, porque en 1975 Hoffa fue visto con vida por última vez. El 30 de julio, había coordinado un almuerzo con dos líderes mafiosos: Anthony Provenzano (New York) y Anthony Giacalone (Detroit).

Giacalone y Provenzano no llegaron al restaurante Machus Red Fox en Detroit, por lo que llamó a su esposa para expresar su molestia por haber sido plantado. Al rato, arribaron tres hombres quienes recogieron a Hoffa.

Chuckie

“Chuckie” O’Brien habría sido una de las últimas personas en verlo con vida.

Según testigos del hecho, el conductor del auto era Charles O’Brien, una de las personas más cercanas al líder sindical. En la investigación, “Chuckie” negó estar involucrado en su desaparición y que él se haya subido al vehículo que manejaba.

Uno de los protagonistas del film de Martin Scorsese, Frank Sheeran, aseguró haberle disparado a Hoffa dos veces en la cabeza. Efectivamente, se encontró sangre en la casa donde dijo cometer el crimen, pero no era suya.

1982. Luego de años de búsqueda y pistas falsas, lo declararon oficialmente muerto. Lo único que se encontró en el automóvil donde supuestamente habría sido asesinado fue un pelo, pero nada más que sirviera para determinar qué ocurrió con exactitud.

Muchos de los posibles sospechosos dieron distintas teorías. Que lo enterraron, cremaron, descuartizaron. Lo buscaron en canchas de béisbol, sótanos, campos, sin resultados. Hasta el día de hoy, su cuerpo sigue sin aparecer y su muerte un enorme misterio.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X