La desaparición de Kyron Horman que motivó una de las búsquedas más grandes en la historia de EE.UU.

El pequeño, de solo siete años, fue visto por última vez el 4 de junio de 2010.

Guía de: Grandes Misterios

El 4 de junio de 2010, Kyron Horman llegó hasta su colegio en Portland, Oregon, Estados Unidos, para participar de una feria de ciencia. Fue lo último que se supo de él.

Con solo siete años, la desaparición del pequeño motivó la búsqueda más grande del estado. Sin embargo, y pese a todo el tiempo que ha pasado, su paradero sigue siendo desconocido.

Su madrastra, Terri Moulton, lo dejó en el establecimiento a las 08:00, y se fue 45 minutos después, señalando en su testimonio que vio al niño caminar rumbo a su clase de matemáticas, luego del evento científico.

De todos modos, en el recinto nadie lo vio ingresar a la sala, y lo marcaron ausente. Recién a las 15:30, cuando la mujer lo fue a buscar al paradero de buses, supo que Horman nunca formó parte del curso.

Horman Young

Kyron Horman junto a su madre, Desiree Young.

Tras llamar a la escuela, y confirmar con la secretaria de que efectivamente no tenían noticias suyas, alertaron a la policía para comenzar con la investigación.

La indagación duró 10 días y abarcó más de 12 kilómetros, pero su cuerpo no apareció. El 12 de junio, ocho días después de ser visto por última vez, 300 rescatistas buscaron durante horas al menor en todas las áreas cercanas al colegio, sin resultados.

Fueron 1.300 oficiales los que participaron en la pesquisa, incluyendo a miembros de departamentos de Oregon, California y Washington, sin que ninguno supiera dónde se encontraba.

Pocas semanas más tarde, Moulton falló dos pruebas de polígrafo relacionadas con el caso de Kyron. En conjunto, detectives buscaron la identidad de una persona que fue vista en su camión el mismo día en que desapareció, pero nunca llegaron a un nombre concreto.

Moulton

Moulton, de acuerdo a la madre de Horman, es la única sospechosa de su desaparición.

Al haber pasado dos años sin ninguna pista que pudiera acercarlos a la verdad, Desiree Young, la madre de Horman, demandó a Terri y aseguró que ella lo secuestró. Sin embargo, al poco tiempo rechazó continuar con el juicio para no interferir con el trabajo policial.

Oficiales investigaron a DeDe Spicher, una amiga de Moulton y a quien los padres del desaparecido acusaron de estar involucrada en el crimen.

Más allá de su cooperación inicial, Spicher se rehusó a contestar todas las preguntas que la policía le hizo sobre Kyron. Tampoco quiso responder si lo conocía, y se negó a identificarlo en una foto. Finalmente, no fue considerada como sospechosa.

Young, en 2018, publicó en un grupo de Facebook que busca a su hijo que “les prometo que algo grande vendrá”. Nada ocurrió, y hasta la actualidad no hay respuestas de qué ocurrió con Kyron Horman, y si está vivo o fallecido.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios