La oscura reputación del famoso hotel Cecil: Su sangriento historial de crímenes y huéspedes violentos

Fue construido en 1924 y actualmente se le conoce como "Stay on Main".

Guía de: Grandes Misterios

Construido en 1924, en pleno centro de Los Angeles, California, Estados Unidos, el Cecil es uno de los hoteles más reconocidos de ese país, aunque no por aspectos positivos.

Su reputación está marcada por una serie de suicidios y crímenes ocurridos en su interior, además de haber alojado a algunos asesinos en serie durante un tiempo.

Muchos de ellos no han sido resueltos hasta el día, por lo que el hostal, que actualmente está bajo el nombre “Stay on Main”, oculta diversos grandes misterios.

El primer suicidio ocurrió en 1931, cuando W.K Norton murió al ingerir pastillas con veneno. En los años siguientes, dada la cantidad de gente que se quitaba la vida ahí, se le conoció como “El Suicida”.

Cecil

Por años estuvo la creencia de que el hotel Cecil estuvo embrujado.

Uno de los casos más impactantes ocurrió en 1964. Goldie Osgood, una vendedora jubilada telefónica y muy querida por todos en el Cecil, fue encontrada muerta.

Había sido apuñalada, golpeada y violada. Jacques Ehlinger fue el principal sospechoso, pero terminó siendo absuelto y aún no se sabe quién la asesinó.

De todos modos, la muerte que más conmoción generó fue la de Elisa Lam en 2013, porque además está rodeada de circunstancias muy extrañas que aún no han sido resueltas.

La joven de 21 años, quien sufría un trastorno bipolar de acuerdo a los investigadores, apareció en uno de los ascensores apretando constantemente los botones y entrando y saliendo de forma reiterada.

Lam

Lam estuvo dos semanas desaparecida hasta que fue encontrada fallecida.

Además, en el video que fue capturado por una de las cámaras de vigilancia, se aprecia que se esconde y que conversa sola, pues no hay nadie a su alrededor.

 

Nadie la volvió a ver por unos días, hasta que hallaron su cuerpo desnudo en uno de los tanques de agua ubicados en el techo. Siete años después, todavía no se determina si fue un suicido o si hubo participación de terceros.

Respecto a los criminales que fueron huéspedes, hay dos nombres que llamaron mucho la atención: el primero es Richard Ramírez, conocido como el “acosador nocturno”, que entre 1984 y 1985 mató a 14 personas en Los Angeles.

Jack Unterweger es el otro. A principios de los 90′, el asesino en serie australiano le quitó la vida a 12 prostitutas con su propio sostén, y se cree que tres de sus crímenes… ocurrieron en el mismo hotel.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X