Las muertes de 2Pac y Notorious B.I.G.: Las teorías más oscuras a dos décadas de las tragedias

Los dos raperos fueron baleados en Las Vegas y Los Angeles respectivamente.

Guía de: Grandes Misterios

En la década de los 90′, el mundo del hip-hop en Estados Unidos estaba polarizado con la guerra entre la costa este y oeste, cuyos máximos representantes eran Notorious B.I.G. (New York) y 2Pac (California).

Biggie Smalls formaba parte de Bad Boy Records, cuyo jefe era Sean Combs, más conocido como Puff Daddy. Su contraparte, en tanto, trabajaba para Death Row Records, que estaba bajo el mando de Suge Knight.

Ambos tenían un estilo bien marcado, y las canciones comenzaron a subir de tono después de que 2Pac fuera golpeado y baleado en 1994 en New York. Biggie sacó “Who Shot Ya”, asegurando que él no tuvo nada que ver con el ataque. Shakur replicó casi de inmediato con uno de sus temas icónicos: “Hit Em Up”, en donde incluso dice que tuvo relaciones con la señora de Smalls.

2Pac Muerte

El auto en el que iban Shakur y Knight antes del tiroteo.

Pues bien, solo dos años después sucedió la primera de las tragedias, que terminó de forma drástica con los choques musicales y dialécticos entre ambos.

7 de septiembre de 1996. Junto a Knight, Tupac Shakur asistió al casino MGM en Las Vegas para presenciar un duelo de boxeo de Mike Tyson. Ahí, junto al resto de su equipo, se enfrascó en una pelea junto a Orlando Anderson, pandillero de la banda South Crips.

 

Horas después, “Pac” recibió cuatro balazos mientras se encontraba en el auto de su jefe, quien también años después confesaría que uno de los tiros le llegó a él. Cuando la policía llegó a atenderlo y a preguntarle quién le había disparado, su respuesta fue contundente: “Púdranse”, antes de quedar inconsciente, en lo que sería su última palabra.

2Pac-Last-Photo-Suge-Knight-BMW-Las-Vegas-September-7-1996

La última foto con vida de uno de los mejores artistas de todos los tiempos.

Una semana más tarde, y habiendo pasado todos esos días en coma inducido, Shakur murió debido a las heridas internas y una profunda pérdida de sangre. Y aquí es donde comenzaron todas las especulaciones de quién apretó el gatillo.

Muchos aseguran que fue efectivamente Anderson, como represalia a lo ocurrido antes en el MGM. A propósito, nunca se pudo confirmar su autoría porque a él mismo lo asesinaron en 1998 por un conflicto relacionado con drogas.

Sin embargo, de acuerdo al policía Greg Kading, quien durante mucho tiempo investigó el caso, fue el tío de Anderson quien mató a 2Pac bajo órdenes de Puff Daddy: Duane “Keefe D” Davis. El oficial, además, dijo que Combs le pagó US$ 1 millón por el crimen.

Puff Daddy

Sean Combs siempre negó estar involucrado en la muerte de 2Pac.

La muerte de Biggie es del mismo tono, aunque con una gran diferencia: perdió la vida casi de forma instantánea al ser baleado el 9 de marzo de 1997, cuando salió de una fiesta en Los Angeles.

 

Russell Poole, uno de los policías presentes en esta investigación, siempre tuvo la sospecha de que Suge Knight le pagó a un detective corrupto de la fuerza policial de Los Angeles, David Mack, para asesinar a Notorious B.I.G. y encubrirla bajo la ya clásica rivalidad este-oeste.

Biggie

Biggie Smalls solo tenía 24 años al momento de su muerte.

De hecho, acá es donde ocurre la acusación más fuerte en su muerte, una que quedó sin resolución porque Poole admitió que sus jefes no quisieron seguir indagando. Eugene Deal, ex guardaespaldas de Diddy, dijo que un hombre llamado Amir Muhammad no solo estuvo cerca de Combs toda la noche, sino que también caminó justo en la dirección donde sucedieron los disparos.

Mack

14 años pasó en prisión Mack por el robo de casi US$ 800 mil desde un banco.

Increíblemente, el Black Impala de Mack, el mismo modelo de auto que varios testigos vieron en la escena del crimen y del que Muhammad habría disparado, no fue revisado por Steve Katz, el aquel entonces investigador líder de este caso. Y se pone peor aún. En 2011, el FBI reveló que las balas eran Gecko 9, tan extrañas que solo habían dos distribuidores en todo el país. Parte de esa munición fue hallada en la casa del mismo David Mack, quien solo sirvió tiempo en la cárcel por robo, sin ser condenado por la muerte de Christopher Wallace.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios