Más de 60 años y ninguna resolución: El trágico caso de Barbara y Patricia Grimes, fanáticas de Elvis Presley

Sus cuerpos fueron descubiertos un mes después de su desaparición.

Guía de: Grandes Misterios

Más de 60 años han transcurrido. En ese entonces eran solo un par de adolescentes que, de un día para otro, pasaron de tener sueños a ser encontradas sin vida.

Barbara y Patricia Grimes, hermanas de 15 y 13 años respectivamente, salieron el 28 de diciembre de 1956 de su casa en Chicago para ver la primera película de Elvis Presley: “Love Me Tender”.

Su madre, Barbara, no estaba convencida de dejarlas viajar en bus, pese a que se trataba de un recorrido corto. Después de tanta insistencia, terminó cediendo.

La condición era que volvieran a casa a más tardar a la medianoche. Dieron las 12, y nada. Siguieron pasando los días, sin novedades, hasta un mes después.

Barbara Patricia

Barbara y Patricia Grimes siempre fueron fanáticos del “Rey del Rock”.

El propio Elvis, una vez enterado de que estaban en peligro, les rogó que volvieran. Fue en vano, porque un trabajador de la construcción encontró sus cuerpos en una zanja.

Todos quedaron conmocionados. No se podía creer, pues tanto en la ciudad como el país tenían la esperanza de que siguieran con vida, pero nada de eso ocurrió.

Había que comenzar con las investigaciones para dar con los culpables. El primer sospechoso fue Walter Kranz (53), quien extrañamente llamó a la policía tras soñar con su paradero. Ese fue su único vínculo con el caso, por lo que quedó en libertad.

Poco después, otro hombre fue detenido: Edward Bedwell, de 21 años, quien le aseguró a la policía que las conoció en un bar junto a otro hombre, llamado Frank.

Barbara Grimes

El llanto de Barbara Grimes tras enterarse de la muerte de sus niñas.

Bedwell dijo que no fue él, sino el otro sujeto, el que las golpeó y les quitó la ropa. “Pensé que iban a despertar y pedir ayuda, no lo hice a propósito”, dijo en su supuesta confesión.

¿Caso resuelto? al contrario. Una vez que los medios publicaron lo que dijo, Bennie, como era conocido, acusó a los detectives de atacarlo físicamente para que confesara. Como no había más evidencia, no se le condenó.

Un detalle clave. La autopsia reveló que ninguna de ellas había consumido alcohol, y que Barbara tuvo relaciones horas antes de su muerte. Sin embargo, como fue imposible determinar si fueron o no consensuadas, nadie pudo ser acusado de abuso sexual.

Y, hasta el día de hoy, no hay respuestas respecto a cómo murieron, su asesino y qué fue lo que exactamente ocurrió con estas dos niñas, cuya desaparición sigue siendo una de las más trágicas en Norteamérica.

Más sobre Grandes Misterios

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X