Policía militar resultó ser un asesino en serie en Francia: ADN lo descubrió luego de 35 años

François Vérove confesó sus crímenes antes de morir.

Guía de: Grandes Misterios

Luego de 35 años, las autoridades francesas, de acuerdo a información entregada en los últimos días por medios locales, lograron descubrir a un asesino en serie.

Conocido popularmente como “Le Grele”, que se traduce como “El hombre con las cicatrices en la cara”, fue identificado como François Vérove, un ex policía militar.

El ex oficial confesó sus crímenes antes de su fallecimiento, y las pruebas de ADN efectivamente confirmaron que corresponde con varias muestras encontradas entre 1986 y 1994.

Una de sus víctimas fue la pequeña Cécile Bloch, de tan solo 11 años. Su cuerpo se encontró bajo una alfombra, y la autopsia reveló que fue abusada sexualmente, estrangulada y apuñalada.

Le Grele DibujoLe Grele

De hasta cuatro asesinatos y seis violaciones se le acusa a Vérove, y otros casos que conmovieron al país fueron los de Gilles Politi y su niñera, y el de Karine Lenoy.

A la joven de 19 años la encontraron sin vida en un bosque más de un mes después de su desaparición, la que ocurrió cuando se encontraba yendo hacia su universidad.

“Teníamos la convicción de que era o un policía o un policía militar, tanto por la violencia que usaba contra sus víctimas como por las tácticas que empleaba. Nunca sabremos todos los crímenes que ‘Le Grêlé’ cometió”, remarcó el abogado Didier Saban.

Francois-Verove-hombre-termina-vida-escalofriante-confesion

Vérove fue encontrado muerto a fines de septiembre de este año en un departamento alquilado. El 24 había sido citado a entregar muestras de ADN, y tres días después su esposa denunció que estaba perdido.

Junto a su cadáver se encontró una nota de suicido, en la que reconocía su implicancia en diversas muertes y ataques de índole sexual según la prensa francesa.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios