“Quien lo hizo parece que se saldrá con la suya”: El complejo crimen de Vera Holland, sin resolver tras 24 años

La mujer fue secuestrada y asesinada en noviembre de 1996.

Guía de: Grandes Misterios

Tres maridos, misma cantidad de hijos y la víctima de un crimen que sigue sin ser resuelto tras 24 años. La vida de Vera Holland no fue sencilla, y su muerte terminó siendo macabra.

La tarde del 14 de noviembre de 1996, la mujer de entonces 47 años salió a comprar al Kentucky Fried Chicken que quedaba a tres minutos de su casa en Reading, Inglaterra.

Como las cámaras de seguridad no mostraron ningún rastro de ella en el restorán, y tampoco llegó esa noche a su vivienda, su pareja la reportó como persona desaparecida.

Dos días después, durante la madrugada del 16 de noviembre, motociclistas alertaron a bomberos de un incendio en un vertedero ilegal de basura, sitio ubicado a cinco kilómetros de su hogar.

VH

El caso de Vera Holland sigue siendo un dolor de cabeza para la policía británica.

Una vez que el fuego se extinguió, su cuerpo fue hallado envuelto en una alfombra y cubierto por unos neumáticos. Se encontró sangre en el lugar y la autopsia reveló que murió por asfixia y que no fue abusada sexualmente.

Por más de un año, más de 80 de policías trabajaron en la investigación, que incluyó a cerca de dos mil personas entrevistadas y casi 800 declaraciones.

No hubo muchas pistas contundentes que pudieran seguir, más allá de tres autos que fueron vistos en la ubicación horas antes de que fuera hallada: dos vehículos marca Ford (uno blanco y otro negro), y una van blanca. Fue todo lo que se supo de su desaparición.

Si bien su esposo de ese momento y la primera de sus parejas fueron arrestadas, ante la falta de pruebas y conexión con el crimen terminaron siendo liberados y exculpados.

Vera Holland_5

En este sitio fue encontrado el cuerpo de la mujer.

Fue tal la frustración por los nulos avances para encontrar al culpable, que uno de los jueces que estuvo a cargo del caso se despachó una frase lapidaria: “Quien lo hizo parece que se saldrá con la suya”.

Aproximadamente ocho meses después, en junio de 1997, recién se pudo llevar a cabo su funeral. Para ese entonces, no había ningún sospechoso y menos un motivo claro de por qué fue asesinada.

En noviembre de 2016, 20 años después de su fallecimiento, dos de sus hijos y la policía reabrieron el caso y pidieron nueva información respecto a qué sucedió en esa fatídica jornada.

Meses más tarde, oficiales dieron a conocer que un nuevo testigo apareció para brindar su testimonio. Sin embargo, nada de lo que reveló fue de ayuda para, tras más de dos décadas, resolver un asesinato que mantuvo en vilo a Gran Bretaña.

Más sobre Grandes Misterios

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X