Trágico asesinato de una joven estuvo 46 años sin culpable: Finalmente el ADN confirmó las respuestas

Carla Walker fue encontrada sin vida en febrero de 1974.

Guía de: Grandes Misterios

Históricamente, el día de San Valentín es motivo de celebración y de mostrarle amor a tu pareja. En eso estaban, el 14 de febrero de 1974, Carla Walker y su novio Rodney McCoy.

Su desenlace, sin embargo, sería absolutamente trágico y con un culpable que estuvo 46 años sin nombre, hasta que el caso se resolvió a fines de septiembre.

carla-and-rodney-mccoy

Carla y Rodney, antes del asesinato de la joven.

Un sujeto atacó a los adolescentes cuando estaban en su auto. Él quedó inconsciente y, cuando despertó, la joven de tan solo 17 años no estaba por ninguna parte, por lo que llamó a la policía.

En la primera búsqueda se encontró su bolso. Tres días más tarde, el cuerpo fue hallado en una alcantarilla cercana a un lago. La autopsia determinó que fue violada y estrangulada, y que el asesino solo utilizó sus manos.

Con la descripción que McCoy entregó, los oficiales entrevistaron a una serie de sospechosos, y llegaron al principal: Glen Samuel McCurley, cliente frecuente de un Bowling y quien llevaba por costumbre un sombrero tipo vaquero, similar al que se vio en la escena del crimen.

Aunque fue interrogado en su casa, a pocos kilómetros de donde desapareció la víctima, negó cualquier vinculación y, pese a la evidencia inicial, no fue detenido y quedó en libertad.

McCurley

Glen McCurley, arrestado tras 46 años sin que se supiera que era el culpable.

Otros tres posibles autores fueron puestos bajo custodia, y uno de ellos encarcelado, pero finalmente se comprobó que su coartada y declaración eran verdaderas.

Pasaron los años y, pese a que ya se habían desarrollado las pruebas de ADN, aún no era posible determinar si la muestra encontrada en el sostén de Walker le pertenecía a McCurley. El caso no tuvo pistas nuevas ni otros sospechosos… hasta este año.

Leah Wagner y Jay Bennet, los detectives que quedaron a cargo meses atrás, recogieron la basura de la casa del sujeto. En efecto, el ADN obtenido coincidió con el de la prenda de vestir.

Finalmente, McCurley, ya de 77 años, fue arrestado el lunes 21 de septiembre por el asesinato, que tuvo en vilo a Estados Unidos por casi cinco décadas.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios