Alarmante realidad en Japón: Cientos de personas deben dormir en cibercafés

Una encuesta arrojó que una cifra considerable de habitantes no puede pagar el alquiler y debe recurrir a esta precaria forma de vida.

Guía de: Internacional

Las personas viven en reducidos espacios y deben acostumbrarse a que la luz nunca se apaga. Foto: Infobae.

Las personas viven en reducidos espacios y deben acostumbrarse a que la luz nunca se apaga. Foto: Infobae.

Recientemente se dieron a conocer los resultados de una encuesta, elaborada entre 2016 y 2017, por el gobierno japonés, la cual determinó que 15.000 personas actualmente ocupan los populares cibercafés  para dormir.

Además, el estudio señala que aproximadamente 4000 personas tienen como su “residencia habitual” está clase de sitios, los cuales miden dos metros cuadrados aproximadamente y en el mejor de los casos disponen de un ordenador y una silla reclinable. Infobae de Argentina consigna que quienes viven de este modo han sido apodados como “los refugiados de los cibercafés” y es una tendencia creciente en tiempos modernos.

Quienes residen en estos espacios públicos son trabajadores esporádicos que no poseen los recursos suficientes para alquilar una vivienda en el cada vez más caro Tokio, y por ese motivo se han volcado en masa a buscar alternativas más económicas ajustadas a sus atribulados bolsillos.

Los precios que cuesta pernoctar en los cibercafés oscilan entre los 11 y 14 dólares, y los servicios a los cuales pueden acceder estando allí son compra de bebidas, acceso a computadores y televisión, servicio de arriendo de películas e incluso venta de comida rápida.

Aya es una joven que se empina sobre los 18 años y vive junto a su madre deambulando por distintos cibercafés. Foto: Infobae.

Aya es una joven que se empina sobre los 18 años y vive junto a su madre deambulando por distintos cibercafés. Foto: Infobae.

Muchos de los encuestados declararon haberse quedado sin hogar tras perder su trabajo, lo que los llevó a dejar de percibir ingresos económicos estables, sumado a los altos precios que cuestan las viviendas en alquiler en Japón. La mayoría de estas personas, según indicó la encuesta, tienen en promedio treinta años de edad, y muchos se han visto afectados por diferentes crisis económicas.

Hay otro grupo dentro de la muestra que supera los 50 años de edad y aún no han podido tornarse competitivos en su búsqueda laboral ante trabajadores jóvenes más capacitados y alineados con las nuevas tecnologías.

El portavoz de la ONG Moyai, Ren Ohnishi, señaló a Japan Times que esta nueva clase de indigentes “No ganan lo suficiente para tener un lugar en el que vivir, pero tampoco tienen derecho a ayudas, ya que no reciben ningún ingreso”, explicó preocupado.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X