Alcalde de Madrid acusa “ataque a la propiedad privada” tras polémica ley que fija precios de arriendos en España

La medida, que busca bajar los costos de las propiedades, afectará principalmente a fondos de inversión y bancos.

Guía de: Internacional

Tras nueve meses de arduas negociaciones el Gobierno de coalición de la izquierda española, representada por el Partido Socialista Obrero (PSOE) y Unidas Podemos, llegó a un acuerdo para implementar una nueva Ley de Vivienda la que para muchos revolucionará el mercado de los arriendos en España y para otros pertenece a recetas añejas del pasado que no han funcionado con éxito en ningún país.

Una de las medidas que generaba mayor debate entre los partidos fue la de controlar los precios del alquiler a privados, si bien esta reforma es aplicable a las personas jurídicas con más de 10 viviendas en zonas tensionadas, lo que en la práctica afectará principalmente a bancos y fondos de inversión, trajo repercusiones.

Martínez Almeida

Uno de los más afectados con la medida fue el alcalde de Madrid, José Martínez Almeida, quien advirtió que la capital no impondrá el recargo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a casas vacías, argumentando que es “un ataque a la propiedad privada como en ningún otro momento de la democracia”. Además, agregó: “(estas medidas) son experimentos fracasados que atentan contra derechos fundamentales como la propiedad”.

El mundo económico también se pronunció en contra de esta propuesta. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, aseguró que esto supone una “una distorsión brutal de la libertad y el derecho a la propiedad”. Desde Idealista, un portal inmobiliario, recordaron que en España ya se vivió lo mismo cuando se aprobó la renta antigua y que esto “arrasó con el alquiler en las siguientes décadas”.

La nueva ley de vivienda ha causado controversia.

La nueva ley de vivienda ha causado controversia.

El propósito

El objetivo de esta ley, tal como informa el medio español 20Minutos, es poder frenar el alza de los precios del arriendo en determinadas zonas en las que se ha convertido en casi un lujo residir en ellas, las llamadas “zonas tensionadas”. Por otra parte, el Poder Ejecutivo pretende aumentar la oferta de viviendas disponibles y sacar al mercado las propiedades que se encuentran vacías, para ello se aplicará un recargo IBI de hasta el 150% a los propietarios. Ahora bien, como precisa ABC, este recargo será para los propietarios de más de cuatro viviendas que mantengan deshabitadas al menos dos de ellas por un periodo de dos años o más.

Finalmente, y junto con las medidas ya señaladas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puso en marcha un bono de ayuda al alquiler para ayudar a jóvenes entre 18 y 35 años cuyas “rentas de trabajo e ingresos anuales” inferiores a 23.725 euros brutos anuales. El subsidio será de 250 euros al mes y tendrá una vigencia de dos años.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios