Inicio » Internacional » Equipo

Amanda Berry y el secuestrador de Cleveland: Un caso que conmocionó al mundo

Ariel Castro durante 11 años mantuvo en cautiverio a Georgina de Jesús, Michelle Knight y Amanda Berry, con la cual tuvo una hija.

El secuestro que tuvo lugar en Cleveland, Ohio, en los Estados Unidos en los años 2002, mantuvo en cautiverio a Georgina de Jesús, Amanda Berry y Michelle Knight entre 9 y 11 años.

Durante el cautiverio, las mujeres tuvieron embarazos múltiples y sólo un hijo nació vivo, la hija de Berry.

Berry fue quien el pasado 6 de mayo de 2013 gritó y gritó hasta llamar la atención de vecinos que acudieron a ofrecer ayuda y descubrieron a las jóvenes con vida. La joven mujer tuvo una hija en cautiverio la cual fue dada a luz por Michelle Knight, otra de las cautivas que ayudo en el parto en una piscina plástica.

Las pruebas de ADN confirmaron que  el padre de la pequeña era Ariel Castro, el sospechoso de sus secuestros.

El 8 de mayo, Castro fue acusado de cuatro cargos de secuestro y tres cargos de violación. El incidente recibió la primera página de noticias de cobertura en todo el mundo.

Amanda Berry y el secuestrador de Cleveland

google, imágenes

Estuvo privado de libertad en el condado de Cuyahoga, al no poder pagar la fianza de $8.5 millones que le fue impuesta. En los registros de visitas sólo aparecieron los nombres de su abogado, su madre y una hermana.

Se conoce que Castro pasó la mayor parte de sus días durmiendo y cada 10 minutos un oficial revisaba su estado ya que el hombre se encuentra bajo alerta de suicidio.

El hombre se suicidó en su celda el 4 de septiembre de 2013  y  se descartó que haya muerto de asfixia autoerótica, también reveló que Castro escribió dos notas dirigidas a sus familiares y en las cuales expresa su arrepentimiento.

En la otra carta escribió varios pasajes bíblicos y mencionó su arrepentimiento por los delitos cometidos.

Castro fue sentenciado a cadena perpetua más 1,000 años de cárcel por secuestrar, golpear y violar a Gina De Jesús, Amanda Berry y Michelle Knight, a quienes mantuvo cautivas por diez años en su casa en Cleveland.

Los investigadores que rindieron el reporte final sobre la muerte de Castro también indicaron que entre las posesiones personales que retiraron de su celda encontraron un diario de diez páginas,  cuyo contenido podría revelar cómo fueron esos últimos días que vivió encarcelado y lo que pasaba por su mente, aunque serán sus familiares los que tengan la última palabra sobre si ese contenido es dado a conocer.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X