Bolsonaro revocó decreto que autorizaba a empresas a suspender contratos laborales

El mandatario brasileño quería "preservar empleos”.

Guía de: Internacional

Un polémico decreto autorizó Jair Bolsonaro.

Un polémico decreto autorizó Jair Bolsonaro.

Finalmente, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, dio marcha atrás ante las críticas en redes sociales, y de diversos sectores políticos, del polémico artículo 18 del MP 927, el cual permitía la suspensión del contrato de trabajo por hasta 4 meses sin salario, según publicó en su cuenta de Twitter.

La historia es la siguiente: Bolsonaro, ideó un decreto que autorizaba a las empresas suspender el contrato de sus trabajadores hasta por cuatro meses sin goce de sueldo para de esa forma “enfrentar los efectos económicos” del coronavirus y “preservar empleos”, recoge Infobae de Argentina.

El decreto fue realizado la noche del domingo y en él se señalaba que el empresariado tendría el derecho de dejar de pagar al trabajador hasta por cuatro meses y además “podría conceder una ayuda compensatoria mensual, sin naturaleza salarial”.

Se incluía a esto una ayuda no precisada en monto económico que correspondería al gobierno para ayudar a los trabajadores, como recoge el medio argentino “en vez de ser despedidos, el Gobierno entra con ayuda en los próximos 4 meses, hasta que las actividades del establecimiento vuelvan a la normalidad, sin que exista despido del empleado”.

El presidente calificó al gobernador de Sao Paulo como "lunático" por permitir la cuarentena de 15 días en uno de los estados más poblados de Brasil.

El presidente calificó al gobernador de Sao Paulo como “lunático” por permitir la cuarentena de 15 días en uno de los estados más poblados de Brasil.

Durante el periodo que el mandatario buscaba la interrupción del contrato, los empresarios tendrían la obligación de mantener el seguro de salud para cada uno de sus trabajadores y deberían ofrecer cursos de formación para capacitarlos.

Otras medidas

Otros alcances del polémico decreto que no se concretó eran la posibilidad de optar al teletrabajo, anticipación de las vacaciones individuales, concesión de vacaciones colectivas y establecimiento de un banco de horas para ser compensado cuando finalizara la crisis sanitaria. Para ser oficial, el decreto tenía que ser aprobado por el Congreso brasileño en un plazo máximo de hasta 120 días, lo que finalmente no será necesario.

Durante el inicio de la pandemia en Brasil, El jefe de Estado ha expresado en reiteradas oportunidades su temor a los alcances económicos que pueda desatar la crisis sanitaria e incluso ha criticado fuertemente a los gobiernos regionales que han decretado cierre de comercios o suspensión de actividades, e incluso calificó de lunático a Joao Doria, gobernador de San Pablo, quien estableció cuarentena de 15 días en el estado más poblado de Brasil.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X