¿Cómo Corea del Sur logró enfrentar con éxito al coronavirus?

Gracias a rápidas medidas se consiguió una notable reducción del número de casos.

Guía de: Internacional

Corea del Sur aplicó medidas con celeridad y contó con el compromiso de sus ciudadanos.

Corea del Sur aplicó medidas con celeridad y contó con el compromiso de sus ciudadanos.

Desde que a finales de 2019 irrumpiera desde la ciudad china de Wuhan el Covid-19, no ha parado de diseminarse por el mundo y en diversas latitudes, transformándose según la Organización Mundial de la Salud, en una pandemia que ha llegado a todos los continentes.

Hasta el momento sólo dos países, China y Corea del Sur, lograron revertir la tendencia de infecciones por el coronavirus al punto de estar cerca de derrotarla. Precisamente muchas naciones miran con especial detención el caso surcoreano, puesto que esta nación aplicó diversas medidas que lograron proteger a gran parte de la población.

Una nación desarrollada

Corea del Sur posee 51,4 millones de habitantes y tiene una media de edad de 42,2 años. Asimismo, según reporta Diario El País la nación asiática posee una esperanza de vida de 82,6 años. Para enfrentar al temido coronavirus implementó con prontitud y decisión medidas cuando sumaba medio centenar de casos el 20 de febrero. En la ciudad de Daegu, en la cual se halló el primer foco, las autoridades hablaron de una “crisis sin precedentes” y solicitó a los ciudadanos que se quedasen en sus viviendas y que usasen mascarilla, incluso dentro de sus casas. En naciones como España, que está sufriendo permanentemente con el Covid-19, el llamado a permanecer en periodo de cuarentena llegó cuando ya existía al menos un millar de contagios.

El 21 de febrero el primer ministro coreano calificó la situación de “urgente” y, dos días después, llamó a la población para mantener al respecto “la más alta alarma”. Posteriormente Corea implementó un agresivo plan para realizar tests que identificaran la enfermedad, como señaló Park Neunghoo, ministro de Sanidad a CNN “a diferencia de otros países, donde solo se hacen test a quienes tienen síntomas, nosotros hemos decidido realizarlos a todo el que haya estado en contacto directo con casos confirmados. En lugar de esperar que los pacientes vinieran, hemos ido por ellos y buscado posibles infectados para evitar que contagiaran a la comunidad”.

Una aplicación de celular sirvió para geolocalizar zonas riesgosas y dónde existía peligro de contagio.

Una aplicación de celular sirvió para geolocalizar zonas riesgosas y dónde existía peligro de contagio.

Desde esa fecha, Corea del Sur realizó diariamente más de 15.000 pruebas, alcanzando mucha más cantidad de gente y que en otros casos,  hubieran pasado desapercibidos. Además, tiene en su territorio con una importante ventaja, puesto que existen fábricas que realizan los reactivos para detectar el virus, y contó además con el apoyo unificado de los laboratorios para tener los resultados a la brevedad posible.

La tasa de mortalidad del coronavirus fue más baja que en otros lugares, totalizando un 0,8% según numerosos registros. De esto también se desprende su sistema de salud robusto, mucho más avanzado que el de China, donde han perecido alrededor de un 4% de los infectados.

El caso de Busan

Busan es la segunda ciudad más grande de Corea y apenas se detectó el primer caso procedieron a cerrar bibliotecas públicas, competencias deportivas e incluso hogares de adultos mayores. Por la misma ciudad se implementaron en diversos puntos con gran afluencia de público dispensadores de desinfectante de manos. Incluso esto se sumó a que se realizaron controles de temperatura a todos los viajeros que llegaban de zonas de riesgo, aunque esta medida no cuenta con consenso científico que la avale.

Otras medidas sorprendentes, comparadas con naciones como España o Estados Unidos, es que se valieron de la tecnología debido a que desarrollaron una aplicación en los celulares que permitía geolocalizar personas infectadas, sin identificarlas personalmente, para que otras pudieran ver dónde se producían los mayores focos infecciosos.

En Corea del Sur no fue necesario cerrar ciudades, puesto que sus ciudadanos hicieron caso a las recomendaciones de las autoridades.

En Corea del Sur no fue necesario cerrar ciudades, puesto que sus ciudadanos hicieron caso a las recomendaciones de las autoridades.

La ciudadanía

Aparte de la decidida acción de las autoridades un factor clave en la excelente respuesta coreana fue la reacción de sus ciudadanos, quienes obedecieron los llamados a dejar de circular por las calles. En Italia, nación que sufre a causa del coronavirus y que ha visto muchos de sus abuelos muertos a causa del brote, sus habitantes hicieron oídos sordos y propagaron mucho más el virus. Incluso en España el primer día tras el cierre de colegios y recomendaciones para teletrabajar, los parques y centros comerciales se encontraban repletos. Finalmente, todo concluyó cuando el alcalde de Madrid debió cerrar obligatoriamente los parques públicos.

El cerrar espacios públicos en Corea del Sur no fue necesario, como explica Kim Gang-lip, viceministro de Salud, lo cual es motivo de permanente orgullo. “Sin dañar el principio de una sociedad transparente y abierta, recomendamos un sistema de respuesta que combine la participación pública voluntaria con aplicaciones creativas de tecnología avanzada”.

Todas estas razones permitieron que Corea, quien fuera el segundo país del mundo en tener más en casos de coronavirus, el número de nuevas infecciones comenzaran a descender desde el 1 de marzo, tan sólo 10 días después de que se tomaran las primeras medidas.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X