Conoce la increíble historia del multimillonario que hizo ricos a los vecinos de su pueblo originario

Antonio Fernández emigró y progreso en México aunque nunca olvido a su pequeño pueblo en España, al que heredó gran parte de su fortuna cuando falleció.

Guía de: Internacional

Antonio Fernández con la máxima creación del grupo Modela, la cerveza Corona. Foto: ABC.es

Antonio Fernández con la máxima creación del grupo Modela, la cerveza Corona. Foto: ABC.es

León de Cerezales del Condado es una pequeña localidad española perteneciente al municipio de Vegas del Condado, ubicada en la provincia de León y que se ha convertido en el tema del momento. ¿Por qué? Porque su más próspero hijo legó parte de su fortuna a los habitantes que no superan las 90 personas.

El filántropo es Antonio Fernández, quien nació en ese ameno pueblito en el seno de una familia humilde junto a trece hermanos. Fernández debió abandonar sus estudios cuando cumplió los 14 años y años después emigró a México a los 32, en busca de mayores oportunidades, como señala el sitio ABC.es.

En su nuevo destino Fernández pudo prosperar y participar de la fundación del Grupo Modela, que fabrica la prestigiosa y reconocida cerveza Corona. Gracias a eso su situación económica cambió drásticamente, olvidándose de las carencias que sufrió junto a su familia durante su infancia.

Fernández llegó a ser director general y presidente de la cervecera, cargos que ocupó hasta 1997 y 2005. Además Fernández fundó otras empresas involucradas a la compañía madre, como Cebadas y Maltas, Nueva Fábrica Nacional de Vidrio y la Compañía Cervecera del Trópico. En 2009 realizó un bello tributo a su esposa, y abrió en su pueblo natal la ‘Fundación Cerezales Antonino y Cinia’, cuyo propósito es apoyar a la comunidad en arte y economía.

El apacible pueblo de León de Cerezales del Condado en España. Foto: Diario de León.

El apacible pueblo de León de Cerezales del Condado en España. Foto: Diario de León.

A pesar de que su fallecimiento tuvo lugar el pasado agosto, Fernández dejó claras directrices para seguir apoyando a sus coterráneos a través de la fundación y estableció “atender” a medio centenar de herederos con la suma de 200 millones de euros. En el “diario León’ un poblador, llamado Maximino Sánchez, agradeció de forma póstuma al millonario. “Nunca hemos tenido una peseta. No sé qué habríamos hecho sin Antonio”.

El ánimo de ayudar a las personas le valieron en vida múltiples reconocimientos a Fernández, entre los que se suman medallas de honor y de mérito militar, como el honorable nombramiento de Caballero de Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y la Medalla de Oro de la Ciudad de León en 2005.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X