Crisis pandémica: Papa Francisco rebaja el sueldo de cardenales para paliar déficit económico

El Pontífice ordenó la rebaja del 10% de los salarios y un 8% a otros funcionarios de la Santa Sede.

Guía de: Internacional

La Santa Sede atraviesa complejos momentos económicos.

La Santa Sede atraviesa complejos momentos económicos.

La crisis del coronavirus y sus devastadores efectos económicos han golpeado a muchas personas e industrias completas alrededor de la tierra. Nadie se ha salvado de sus consecuencias. La crisis económica se instaló también en el Vaticano, puesto que el Papa Francisco oficializó que se rebajará un 10% del sueldo de los cardenales, así como a otros miembros de la denominada Santa Sede.

El motivo de esta rebaja, que se materializará a partir del 1 de abril, es paliar la caída de ingresos que viene de manera sostenida instalándose durante años y se intensificó en la pandemia debido entre otros, al cierre de Basílica de San Pedro y los Museos Vaticanos a causa de las restricciones de seguridad por el Covid-19. Las rebajas salariales tienen como finalidad, según indica La Vanguardia, garantizar los puestos de trabajos de muchos funcionarios y no tener que enfrentar una ola de despidos y es visado por el “ministro” de Finanzas del Vaticano, el español Juan Antonio Guerrero. Hasta donde se sabe la gran mayoría de los laicos que trabajan en el vaticano no se verán afectos a estos recortes salariales.

Los cardenales deberán resignar el 10% de su sueldo a contar de abril.

Los cardenales deberán resignar el 10% de su sueldo a contar de abril.

El periódico español informa que mientras los cardenales sufren el 10% de merma en su sueldo, los jefes y secretarios de dicasterios o ministerios vaticanos, sufrirán una rebaja del 8% de sus emolumentos. Además, trascendió que los miembros eclesiásticos solo tendrán un recorte del 3%.

Sueldo presunto

Durante mucho tiempo las remuneraciones de los cardenales se ha mantenido en completo secreto, aunque muchos especulan que su sueldo asciende entre 4.000 y 5.000 euros al mes, y hasta donde se sabe muchos viven en grandes departamentos a un precio inferior que el existente en el mercado. Por su parte, sacerdotes y monjas que trabajan en el Vaticano, viven en comunidades religiosas de Roma.

Otra medida fue suspender de inmediato, hasta el 31 de marzo del 2023, los aumentos de sueldo por antigüedad menos a los empleados laicos que ganan sueldos entre el primer y tercer nivel del escalafón, en otras palabras, los que perciben los sueldos más bajos.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios