Cruel estrategia comercial: Dueño de restaurant drogaba con opio a clientes para hacerlos adictos

El hombre pensó que al hacerlos dependientes a sus platillos a los clientes obtendría jugosas ganancias.

Guía de: Internacional

La amapola; tiene, entre otras, propiedades analgésicas, hipnóticas y narcotizantes y su consumo puede provocar dependencia.

La amapola; tiene, entre otras, propiedades analgésicas, hipnóticas y narcotizantes y su consumo puede provocar dependencia.

En el mundo del marketing moderno, día a día se prueban nuevos métodos para hacer que los establecimientos comerciales cobren más popularidad y a la larga puedan cobrar más a sus clientes, pero en China un empresario traspasó todos los límites conocidos.

Esto porque en vez de instruir a sus chefs en cómo poder desarrollar platos más sabrosos, o mejor relación precio – calidad, o incluso mejorar el ambiente de su local o trabajar la amabilidad de sus mozos, el propietario, según señala RT en español, intentó agregar opio a la comida para hacer dependiente de sus platillos a los clientes.

El opio, según la RAE, es una sustancia que se obtiene desecando el jugo de las cabezas de adormideras verdes como la amapola; tiene, entre otras, propiedades analgésicas, hipnóticas y narcotizantes y su consumo puede provocar dependencia. Cabe destacar que el comerciante fue descubierto luego de que un cliente que había comido en su restaurante dio positivo por morfina en una inspección policial de rutina.

Tras ser interrogado por las autoridades, la persona insistió en su inocencia y luego de la contramuestra de rigor, remarcó que nunca había consumido ningún tipo de estupefaciente. Al realizarle más preguntas, el afectado dijo que había comido fideos de caracol en el citado restaurante.

Sospechando de ese dato, los policías se dirigieron al lugar para verificar si en el lugar se empleaban sustancias ilegales, y ciertamente estaban en lo correcto, porque encontraron en el restaurante 76 gramos de polvo de semilla de amapola, por lo que de inmediato se clausuró el establecimiento.

Una vez en la comisaria, el dueño del establecimiento de comida quedó arrestado porque confesó en el interrogatorio que usaba el opio para desarrollar su negocio, buscando que los clientes se volverían adictos y de esa forma retornaran permanentemente al local.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios