Denuncian que adolescente murió tras ser obligada a hacer sentadillas en su trabajo

La joven trabajaba para financiar el tratamiento médico de su padre en una agencia de bienes raíces, la cual desconoció los hechos.

Guía de: Internacional

Xiao Fei era menor de edad y según la empresa omitió este hecho para conseguir trabajo. Foto: The Daily Mail.

Xiao Fei era menor de edad y, según la empresa, omitió este hecho para conseguir trabajo. Foto: Daily Mail.

Un caso de violencia laboral ha impactado recientemente a la sociedad china, debido a que una joven, quien aparentemente fue castigada por su jefe directo en su trabajo a realizar 100 sentadillas luego de llegar atrasada a sus labores diarias, falleció en el Hospital Xiangya, perteneciente a la Universidad Central South.

La mujer llamada Xiao Fei, de 15 años, trabajaba en aquel lugar para financiar los costos asociados a la enfermedad de uremia, la cual afectaba a su padre. La muerte de la mujer se produjo el pasado 7 de agosto, diez días después que ser castigada por llegar tarde. La empresa de bienes raíces, Qfang, ubicada en Zhongshan, provincia china de Guangdong y lugar donde trabajaba Fei, negó tajantemente la correlación entre los hechos.

Jiang, el padre de la mujer, expresó al medio de comunicación británico que a fines de julio su hija fue castigada por su impuntualidad con el inusual método. “Mi hija no se sentía bien después y compró un medicamento. Pero no podía mover las piernas”. Según aseguran los familiares de la chica, al momento de ser trasladada al centro hospitalario no era capaz de levantar sus manos e ingresó a la unidad de cuidados intensivos en estado de inconsciencia.

El padre de la adolescente cree que el castigo aplicado por la empresa tiene que ver con la muerte de su hija. Foto: The Daily Mail.

El padre de la adolescente cree que el castigo aplicado por la empresa tiene que ver con la muerte de su hija. Foto: The Daily Mail.

En el hospital donde fue atendida se aseguró que Fei murió de insuficiencia respiratoria y, según el médico que la atendió, la mujer sufría el trastorno de Guillain-Barré, el cual ataca el sistema nervioso y causa principalmente adormecimiento, dolor y debilidad muscular a los pacientes y afecta principalmente los pies y manos. A pesar de las sospechas de sus familiares, la correlación entre su muerte y las sentadillas a las que fue obligada a realizar no ha sido probada.

Guangdong Television Broadcast entrevistó a un gerente de la oficina de Sunny Garden, perteneciente a la agencia inmobiliaria Qfang, donde la mujer trabajaba. El hombre, de apellido Li reconoció, tal como expresó la familia de Fei, que ella realizó más de 100 sentadillas ‘profundas’, pero que lo hizo de motu propio, no siendo obligada ni menos como un ‘castigo’. “Ella se ofreció para hacer sentadillas profundas. Estamos divididos en equipos aquí, y las reglas son fijadas por sus líderes de equipo”, explicó.

Por otra parte, Wang Wang quien trabaja en el departamento jurídico de la empresa en cuestión acusó a Xiao Fei de robar la tarjeta de identidad de un tercero para poder acceder a trabajar en la empresa, labor que no podía desempeñar debido a que era menor de edad.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X