Inicio » Internacional » Equipo

El Magreb y su importancia

Lo que ocurre en esta extensa zona en la que viven 88 millones de personas tiene efectos en vastos sectores del mundo. Sepa aquí por qué.

Con los hechos acontecidos en Libia y Túnez, durante los últimos meses, ha aparecido una palabra que para muchos es desconocida. Se trata del “Magreb”, un concepto que se arrastra en el tiempo hasta miles de años, pero que hoy ha cobrado mucha vigencia.

Magreb

Foto: AP

El Sahara Occidental es parte de los territorios de Magreb.

La palabra “Magreb” (poniente en la astronomía árabe) equivale a hablar del occidente del mundo árabe.  Su contraparte es el “Mashrek”, que corresponde al oriente de dicho universo.  Otro uso para “Magreb” es “Al Magrib” y que es el nombre de Marruecos en dialecto marroquí.  Sin embargo, lo frecuente es que se hable del Magreb para referirse a una amplia zona del norte de África.

El Magreb es la región que contempla todo el territorio de Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y el Sahara Occidental (este último, reivindicado por los marroquíes).  Algunos  investigadores hablan del “Magreb central” o “Magreb histórico”, considerando que Argelia, Marruecos y Túnez fueron los ejes de esta región y que, posteriormente, se fueron uniendo los países “periféricos”, es decir, Libia y Mauritania.

Sumando la población de los cinco estados, se llega a cerca de 88 millones de habitantes, los cuales tienen como base común a los bereberes (imazighen en su idioma), que son los nativos de esta amplia zona. Sin embargo, su realidad es muy diversa, pues en Marruecos y Argelia son parte importante de la población (no menos del 35% en Argelia y hasta el 60% en Marruecos), en tanto que en Libia, Mauritania y Túnez son minorías que no superan el 15% del total.  Junto a los bereberes, los árabes son la otra fuerza dominante, los cuales llegaron en diferentes oleadas, pero especialmente a partir del siglo VII DC, época en la cual comenzó la islamización del Magreb.

Además de la composición étnica, el Islam es otro factor común, pues esta religión es predominante en todas las naciones magrebíes.  Tanto así, que los musulmanes representan entre el 95% y 99% de la población de sus respectivos países.  Existen minorías judías y cristianas, pero son pequeñas y son respetadas por el resto de la sociedad.

El idioma es otro elemento unificador, pues el árabe es la lengua oficial en los cinco estados del Magreb, aunque cada cual con su dialecto propio.  El francés está muy difundido en Argelia, Marruecos, Mauritania y Túnez, mientras que el italiano aún es comprendido en partes de Libia.  El español tiene bastante relevancia en el norte y sur de Marruecos.

El Magreb posee cerca de 5.000 kilómetros de costa en el Mar Mediterráneo y unos 2.200 en el Atlántico.  Es en estas franjas marítimas donde se encuentran los principales núcleos urbanos como Trípoli, Ciudad de Túnez, Argel, Rabat y Nouakchott, capitales de Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania, respectivamente.

Los principales recursos económicos del Magreb son el petróleo, el gas, los fosfatos, la pesca, la agricultura y el turismo.  Libia y Argelia son los principales exportadores de petróleo y gas, mientras que Marruecos y Túnez destacan por los fosfatos, además del turismo y la agricultura. En Mauritania, la ganadería, el hierro y la pesca son los estandartes económicos.

Históricamente, los estados magrebíes han tenido un pasado bastante similar.  En esta región estuvieron, en diferentes momentos de la historia, los romanos, griegos, cartagineses, fenicios, vándalos, bizantinos, turcos, españoles, franceses y portugueses, aunque la civilización que dejó un gran legado, que hasta hoy perdura, fue la árabe.

Magreb

Foto: AFP

Tanger es la puerta de entrada para todos los que acuden a visitar Marruecos.

En la época colonial, Francia dominó lo que hoy se conoce como Argelia, Túnez y buena parte de Marruecos y Mauritania. Italia colonizó Libia y España estuvo presente en el norte y sur del territorio marroquí. En las décadas del 50 y 60 se produjeron las independencias de los actuales países magrebíes, siendo la primera la de Libia (1951) y la última la de Argelia (1962).

El viernes 17 de febrero de 1989 se fundó la Unión del Magreb Árabe (UMA), mediante la firma del Acuerdo de Marrakesh, ciudad que albergó la II Cumbre Magrebí.  La UMA es un bloque de integración económica entre los cinco países del Magreb, el cual tuvo un interesante comienzo, pero que a partir de 1994 se paralizó casi por completo. Hoy, sigue con vida y su sede está en Rabat, pero debido a los problemas existentes en el Magreb (especialmente el del Sahara Occidental, en el cual se enfrentan Marruecos y Argelia) la integración no ha sido posible.

Debido a su ubicación, el Mar Mediterráneo ha sido un punto de encuentro entre Medio Oriente, el Magreb y Europa, razón por la cual la mayoría de los países magrebíes participan en diversos mecanismos de integración como el Foro 5+5 y el Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo. Además, todos los estados del Magreb son miembros de la Liga Árabe, de la Organización de la Conferencia Islámica y de la Unión Africana (salvo Marruecos, en esta última).

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X