El Vaticano ratifica que no aprueba uniones entre personas del mismo sexo

En un documento elaborado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, visado por el Papa Francisco, señala que Dios “no puede bendecir el pecado”.

Guía de: Internacional

Francisco aprobó el polémico decreto.

Francisco aprobó el controversial decreto.

Gran polémica ha levantado en el mundo la decisión del Vaticano de ratificar que la Iglesia Católica no puede bendecir las uniones entre personas del mismo sexo. Este decreto fue dado a conocer por la oficina de ortodoxia del Vaticano, la denominada Congregación para la Doctrina de la Fe y ratificado por el Sumo Pontífice en documentos de dos páginas traducidos a siete idiomas.

De todas formas, el polémico decreto hace una distinción entre dar una bienvenida a la iglesia a personas homosexuales, pero no aceptar sus uniones. En las líneas generales el Vaticano señala que los homosexuales deben ser tratados en todo momento con dignidad y respeto, pero enfatizando que el sexo homosexual está “intrínsecamente desordenado”.

Según consigna Infobae, la tradición católica sostiene que el matrimonio entre un hombre y una mujer es parte del plan diseñado por Dios y su sagrada institución se fundamenta en crear nuevas vidas. Debido a que las uniones homosexuales no forman parte de ese plan, no pueden ser bendecidas públicamente por la iglesia justificando en el documento que “la presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos deben ser valorados y apreciados, no puede justificar estas relaciones y convertirlas en objetos legítimos de una bendición eclesial”.

El controversial documento zanja que Dios “no bendice ni puede bendecir el pecado: Bendice al hombre pecador, para que reconozca que es parte de su plan de amor y se deje cambiar por él”.

La postura del Vaticano ha causado serios revuelos en el pasado.

La postura del Vaticano ha causado serios revuelos en el pasado.

Postura oficial

Para algunas personas la reacción del Papa Francisco puede resultar confusa porque ha respaldado púbicamente en un documental de Televisa en 2019 el facilitar a parejas homosexuales protecciones legales otorgadas en uniones del mismo sexo, pero en lo que respecta al “mundo” civil no al “religioso”.

La posición del Vaticano en el tiempo no ha variado demasiado en el tiempo. En 2003, cuando el Papa era Juan Pablo II, la Congregación para la Doctrina de la Fe a cargo de quien se convertiría en su sucesor Joseph Aloisius Ratzinger indicó que “el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios