Escándalo en EE.UU: Empresario logró contratos con la Armada gracias a fiestas sexuales

Leonard Glenn Francis extremó recursos más allá de lo debido para solventar sus actividades comerciales.

Guía de: Internacional

Leonard Glenn Francis se hizo famoso por su forma de actuar y conseguir beneficios económicos. Foto: American Security Today.

Leonard Glenn Francis se hizo famoso por su forma de actuar y conseguir beneficios económicos. Foto: American Security Today.

Una nueva polémica azota a la Marina de Estados Unidos puesto que un reciente sumario interno resolvió que el empresario de nombre Leonard Glenn Francis, de 53 años, pudo acceder a información reservada y, por otra parte, firmar contratos militares debido a que sobornó a múltiples oficiales con fiestas de lujo, cenas, regalos caros y muchas, muchas prostitutas.

Todo fue desenmascarado gracias al trabajo periodístico del periódico The Washington Post, quien señaló que Glenn Francis era apodado al interior de la armada como ‘el Gordo Leonard’, y que se desempeñaba como dueño de una empresa con sede en Singapur, la cual le prestaba servicios logísticos a la Armada estadounidense y que, para asegurarse jugosas cifras mes a mes, no escatimó esfuerzos.

En la investigación han resultado involucrados 30 oficiales y marinos, 60 almirantes, dos de ellos imputados mientras que otros seis fueron sancionados pertenecen al USS Blue Ridge, el cual es el buque insignia de la VII Flota, la cual controla las operaciones en Asia y el Pacífico oriental.

Con el objetivo de sobornar a los oficiales, Leonard Glenn Francis organizó al menos 45 orgías con prostitutas de alto nivel, mientras que gastó más de un millón de dólares en comidas, licores refinados y cohíbas, conocidas como cajas de puros. Dentro de los gastos incurridos por el empresario se contabilizaban entradas vip a conciertos e incluso trajes hechos a medida.

El famoso Blue Ridge. Foto: ADN Radio.

El famoso Blue Ridge, buque insignia de la VII Flota. Foto: ADN Radio.

 

El sumario determinó que las fiestas organizadas por ‘el Gordo Leonard’, podían extenderse hasta por dos días y por lo general se celebraban en hoteles 5 estrellas de capitales del Asia Pacífico. Un comandante declaró a la investigación que “Aquello era una locura, no parábamos de beber”, consigna el sitio de ADN Radio en internet.

El modus operandi del cuestionado empresario era invitar a los altos oficiales a exquisitas y pantagruélicas cenas en los mejores restaurantes. Posteriormente, los marinos eran dirigidos a las exclusivas suites para que entraran al ruedo los denominados “cuerpos de operaciones especiales” y que eran equipos de las más selectas prostitutas y strippers asiáticas.

También se determinó que Leonard era un reconocido prestamista de los oficiales caídos en desgracia, quienes acudían en búsqueda de él para encontrar soporte financiero. Asimismo, algunos efectivos se volvieron sus espías facilitando todos los movimientos que realizaba la VII Flota, incluso le avisaban de la presencia ‘desagradable’ de inspectores.

La investigación para derrocar este escenario se ejecutaba desde 2010 y recién tres años después Leonard fue apresado en la ciudad de San Diego. Ahora Leonard Glenn espera un juicio que lo puede llevar a la cárcel por los próximos 25 años. A su vez, hasta el momento sólo 20 de los 30 imputados se han declarado culpables, aunque las autoridades no descartan que siga creciendo el número de involucrados.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X