Escándalo por video que revela fiesta clandestina en una comisaria

Los oficiales franceses de policía no seguían ningún protocolo de seguridad contra el coronavirus ni menos practicaban distanciamiento físico.

Guía de: Internacional

Los policías fueron sorprendidos gracia s aun video que se viralizó.

Los policías fueron sorprendidos gracia s aun video que se viralizó.

Un fenómeno mundial que se ha repetido hasta el hartazgo, y es una de las consecuencias indirectas de la proliferación del Covid-19 en el mundo, es que tras severas medidas dictadas por autoridades sanitarias las cuales se orientan a detener los contagios, muchas personas, obrando en contra del bien común, realizan numerosas y concurridas fiestas clandestinas que son caldo de cultivo para propagar el coronavirus en las diversas comunidades donde se desarrollan.

En Francia, una de estas poco atinadas celebraciones se realizó en una comisaría del suburbio parisino de Aubervilliers, donde al menos 24 efectivos policiales pueden sufrir duras sanciones disciplinarias por celebrar una fiesta. Un video que se filtró muestra a los policías compartiendo alegremente bailando “La Macarena” e incumpliendo las normas básicas para cuidarse de coronavirus como el uso de mascarillas y el útil distanciamiento físico, señala Infobae.

En Twitter la prefectura señaló que debido a este desaguisado “se tomarán sanciones administrativas contra los participantes”, lo que incluso fue replicado en la cuenta personal del ministro del Interior galo, Gerald Darmanin.

“Dale a tu cuerpo alegría Macarena…”

Como era de esperarse en esta era de hiperconexión el video de la celebración terminó filtrándose en las redes sociales. Hay un pequeño clip de la celebración dando vueltas y que fue preparado por el medio Loopsider donde se puede contemplar cómo los oficiales participaron alegremente de la despedida de un teniente el pasado 22 de enero.

 

El video se esparció rápidamente en redes sociales y causó profundas muestras de rechazo debido a que en los policías recae muchas veces la fiscalización de las normas que a través de su conducta se encargan de desdeñar. “El problema no es que festejen, el problema es que son ellos quienes hacen cumplir las reglas, prohibiendo que otros hagan lo mismo mediante multas. Aquí hay egoísmo”, señaló una persona en Twitter.

Por recomendación de las autoridades sanitarias en Francia el toque de queda comienza a las 6 de la tarde y prohíbe cualquier celebración después de esa hora.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios