Escándalo sexual en el parlamento australiano: Trabajadores se grabaron y fotografiaron en íntimos momentos

Varios integrantes de la coalición gobernante compartían en sus teléfonos móviles diversos registros sexuales.

Guía de: Internacional

Scott Morrison pidió disculpas por los hechos dados a conocer por un canal de televisión.

Scott Morrison pidió disculpas por los hechos dados a conocer por un canal de televisión.

Australia está hecho un hervidero luego de las escandalosas revelaciones realizadas por un canal de televisión que dio a conocer que varios hombres, quienes trabajan para la coalición en el poder, compartieron reiteradamente fotos y vídeos en los que aparecen realizando diversos actos sexuales al interior del Parlamento.

El hombre que filtró los vídeos, denominado como ‘Tom’, indicó que varios funcionarios solían compartir a través del chat de sus teléfonos inteligentes fotos explícitas de sí mismos teniendo sexo o practicando masturbación. Incluso llevaron a la sede del poder legislativo a trabajadoras sexuales “para el placer de los diputados de la coalición”.

Reacciones adversas

El primer ministro australiano, Scott Morrison, en conversación con los medios de prensa señaló que “las acciones de estas personas muestran una asombrosa falta de respeto por las personas que trabajan en el Parlamento y por los ideales que se supone que representa la institución”.

Según consigna La Vanguardia, hasta el momento solo una persona ha sido despedida, pero se espera que sean más con el correr de las horas.

Se está preparando un documento que modifique la cultura laboral existente en el parlamento australiano.

Se está preparando un documento que modifique la cultura laboral existente en el parlamento australiano.

Esta noticia se conoce aproximadamente un mes después de que Brittany Higgins, ex asesora del gobernante Partido Liberal, acusara a un excompañero de labores de haberla violado en el Parlamento. Incluso posteriormente otras tres mujeres se sumaron a denuncias similares. En esa ocasión la reacción del gobierno fue ampliamente criticada por diversos grupos feministas debido a que no han adoptado medidas decisivas para proteger a las mujeres ni establecer cuotas de género en su partido.

En tanto Marise Paye, ministra de la Mujer, señaló que los hechos denunciados son “más que decepcionantes” y se debe investigar profundamente acerca de la cultura laboral en el Parlamento. En este tema se está llevando a cabo una investigación que será dada a conocer en noviembre próximo y en el cual se indicarán nuevas directrices para cambiar las prácticas y la cultura de trabajo existentes en la institución.

Este escandalo se suma, según señala Emol, a lo acontecido a comienzos de este mes cuando Christian Porter, asesor legal del gobierno, negó haber violado a una adolescente de 16 años en 1988 con la que estudiaba y que falleció el año pasado.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios