España prohíbe liquidaciones en tiendas físicas por temor a congestiones durante pandemia del coronavirus

El ministro de Salud, Salvador Illa, señaló en conferencia de prensa que las rebajas están tajantemente prohibidas con el fin de evitar aglomeraciones.

Guía de: Internacional

Las liquidaciones se quieren evitar a toda costa para así suspender las aglomeraciones de perosnas.

Las liquidaciones se quieren evitar a toda costa para así suspender las aglomeraciones de personas.

Sin lugar a dudas, España ha sido una de las naciones más golpeadas con la crisis sanitaria a causa del coronavirus. Más de 27 mil muertos, sistema de salud colapsado y confinamiento por semanas han sido la tónica de este ultimo tiempo en la nación ibérica.

Aunque paulatinamente se han ido relajando las medidas, hay algunas acciones que están terminantemente prohibidas como las liquidaciones en centros comerciales, puesto que podrían ir aparejadas de una cantidad de personas considerable en busca de una oferta, justo cuando el personal médico y autoridades recomiendan el distanciamiento físico para evitar más contagios.

Las liquidaciones son moneda corriente cuando se cambia de estación. Por lo general las personas en busca de ofertas se vuelcan a las tiendas, lo que no es posible bajo el nuevo escenario. Pero en conferencia de prensa el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, dijo tajantemente que “las rebajas no están permitidas” cuando fue consultado por los periodistas por la polémica acerca de si habrá o no rebajas en las tiendas físicas cuando se inicie el verano boreal.

La justificación de la medida salió publicada el pasado 9 de mayo en un Boletín Oficial del Estado (BOE), el cual es el diario oficial nacional español dedicado a la publicación de determinadas leyes, disposiciones y actos de carácter obligatorio. Allí se especifica que “todo lo que suscite aglomeraciones físicas no está permitido”. En este sentido aclaró que si están permitidos los descuentos y las rebajas a través de venta online.

Polémica comercial

La afirmación categórica de Illa causó estupor en el sector comercial, puesto que con anterioridad se había basado en una interpretación del BOE de María Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, quien a través de un correo electrónico dirigido a Acotex, asociación textil, señalaba que la medida perseguía eliminar las aglomeraciones, no las rebajas en sí.

Salvador Illa, el hombre que implementó la polémica medida.

Salvador Illa, el hombre que implementó la polémica medida.

Pero a pesar de ese correo, las dudas persistían porque los abogados de Acotex advirtieron que un e-mail no podía competir con un texto publicado en el mismísimo BOE. Ante ese escenario, se le solicitó al gobierno un planteamiento que fijara posición al respecto. Con la argumentación mostrada por Illa el sector comercial se resintió. Eduardo Zamácola, presidente de Acotex dijo que “esto es una locura. No saben lo que están haciendo. Prohibir las rebajas implica hundir al sector en un año tan complicado como este. Es intolerable que se tomen estas medidas sin consultar y sin informar siquiera al sector”.

Algunos empresarios del comercio han empezado a abrir sus tiendas aplicando protocolos para garantizar la distancia de seguridad y las medidas de higiene que demanda la emergencia sanitaria actual. “Si el problema es evitar las aglomeraciones, nosotros estamos en condiciones de garantizar que no las habrá. Nos va la vida de muchas de nuestras empresas en ello”, complementó Zamácola.

Tensión ministerial

Las disposiciones del ministerio de Sanidad chocan de frente con el trabajo desplegado por Reyes Maroto quien intenta recuperar la alicaída actividad económica. Esto promete enfrentar a dos sectores claves para el bienestar de los españoles y seguramente llegará el momento en que Pedro Sánchez, presidente del gobierno español tendrá que tomar cartas en el asunto.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios