Evo Morales denunció ‘golpe de estado’ en marcha y llamó a la oposición a pacificar a Bolivia

Detractores del gobierno argumentaron que la única salida viable a la crisis es que el actual presidente renuncie a su cargo.

Guía de: Internacional

Morales atraviesa una crisis de legitimidad tras los resultados de la elección del 20 de octubre.

Morales atraviesa una crisis de legitimidad tras los resultados de la elección del 20 de octubre.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, y reelegido en su cargo por tercera vez el pasado octubre convocó a un diálogo a los partidos políticos de oposición, aunque sólo a los que ganaron escaños en el Congreso dejando afuera de la cita a los comités cívicos que han impulsado las manifestaciones en su contra invocando su renuncia luego del polémico resultado que lo dio como ganador en primera vuelta en la pasada elección presidencial.

En un sentido mensaje a la nación, Morales señaló que es imperante el diálogo y llamó a los policías que acaben sus motines desde el sábado y de esa forma retomen labores de preservar la seguridad a la ciudadanía que se ha visto en aprietos desde el pasado 20 de octubre, cuando en un primer momento los resultados eleccionarios obligaban a un balotaje entre Evo Morales y el candidato opositor Carlos Mesa, aunque el conteo se suspendió y a su regreso, Morales se impuso en primera vuelta a su contendor.

Morales, en el poder desde 2006, insistió en que está en curso “un golpe de Estado por grupos violentos, por grupos antidemocráticos que no respetan la democracia, que no respetan los resultados de las últimas elecciones nacionales y sobre todo no respetan la paz social” recoge el diario La Razón de Bolivia. En la conferencia de prensa habló acompañado del vicepresidente Álvaro García y del canciller Diego Pary. En su alocución no aceptó preguntas y espera que a la cita asistan representantes de las distintas iglesias, así como diversos representantes de organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Reacciones

Uno de los acérrimos rivales del presidente Morales es Waldo Albarracín, quien es dirigente del Consejo Nacional Democrático (Conalde) y consideró que la reunión pactada por la máxima autoridad “es un insulto a la inteligencia del pueblo boliviano” y expresó tajante que la única salida a la crisis es que Morales definitivamente presente la renuncia a su cargo.

Los problemas comenzaron para Morales cuando desconoció el resultado de un plebiscito que le impedía postular a su tercera reelección y cuarta vez en el poder.

Los problemas comenzaron para Morales cuando desconoció el resultado de un plebiscito que le impedía postular a su tercera reelección y cuarta vez en el poder.

Albarracín agregó que “el llamado del presidente un insulto a la inteligencia del pueblo boliviano, lo que está queriendo es ganar tiempo. Quiere dialogar cuando perdió el respaldo ciudadano (…) Esta lucha la está llevando adelante la sociedad civil y representantes de las instituciones vivas, no los políticos. Quiere dialogar con sus parientes y excluye a los verdaderos protagonistas de esta lucha”.

Movimiento policial

BBC Mundo informó que la mañana del sábado los policías de La Paz se sumaron a la protesta iniciada por unidades de diversas ciudades bolivianas e incluso se replegaron, dejando prácticamente sin protección a las sedes del Gobierno y el Poder Legislativo. Un portavoz del movimiento expresó a la prensa apostada en un punto neurálgico de la ciudad, conocido como Plaza Murillo que “la policía no se debe a ningún partido político, se debe al pueblo boliviano”.

Pedimos a todos los habitantes que mantengan la calma. La policía en este momento se encuentra replegada”.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman descartó un actuar de los militares contra su pueblo.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman descartó un actuar de los militares contra su pueblo.

FFAA no intervendrán

Según señala Infobae, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman, leyó un comunicado en el que instó a las organizaciones políticas a resolver sus problemas. “Las FFAA, enmarcadas en la democracia y las leyes, garantizamos la unión entre compatriotas por lo que ratificamos que nunca nos enfrentaremos con el pueblo a quien nos debemos. Los problemas generados en el ámbito político deben ser solucionados en el marco de los más altos intereses de la patria antes de llegar a momentos irreversibles”.

Hay que ver cómo sigue creciendo la tensión en el Estado Plurinacional de Bolivia, con dos posturas que parecen hasta el momento no ponerse de acuerdo. De momento el Gobierno boliviano dijo que para la semana próxima estarán los resultados de la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) a la controvertida elección presidencial. Esa resolución podría confirmar a Morales en su cargo o sencillamente iniciar el proceso para nuevas elecciones.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X