Exministro de Hugo Chávez revela que Nicolás Maduro es el “títere de un cartel de mafias”

El ex funcionario de gobierno desglosa cómo Venezuela fue carcomiéndose desde sus cimientos.

Guía de: Internacional

Según el exfuncionario, Maduro no sería el verdadero mandamás en Venezuela.

Según el exfuncionario, Maduro no sería el verdadero mandamás en Venezuela.

En la atribulada Venezuela el nombre de Felipe Pérez Martí es conocido por ser un exministro de planificación bajo el gobierno del fallecido Hugo Chávez, entre mayo de 2002 hasta abril de 2003, y es voz autorizada para contar su experiencia en señalar cómo el otrora próspero país fue cayendo en una profunda crisis la cual parece no tener fin.

En conversación con Infobae, Pérez Martí se refirió acerca de cómo grupos de poder se terminaron haciendo del máximo poder para de ese modo obtener beneficios vinculados a las utilidades del petróleo y narcotráfico. El exfuncionario de gobierno señala que “La enfermedad de Venezuela es el caza-rentismo, exacerbado porque además el cartel de mafias no solo se ocupa del petróleo o la minería, sino que de cualquier otro negocio relacionado, como la droga. Eso tiene connotaciones geopolíticas internacionales; nuestro cartel está relacionado con Cuba, China, Rusia, Irán. Quienes integran la mafia buscan fuerza política y geopolítica para mantenerse en el poder. No se trata de cambiar de hombre en el poder, porque aún suponiendo la salida de Maduro, llegaría otro gobierno, que también será corrupto. Entonces, la solución es quitarle al gobierno el control de esta renta, sea petrolera, minera, u otra”.

Pérez Martí es economista con maestría y doctorado en la Universidad de Chicago e indica que “Chávez llegó mansito. Hizo una comisión de diálogo en la que estaba Janeth Kelly y yo, para plantear qué hacer para arreglar las cosas”, recuerda. Un mes después tuvo un notable ascenso porque el comandante lo distinguió como Jefe del Gabinete Económico, Jefe de la Comisión de Transformación del Estado y Jefe de la Comisión de Democratización.

Pérez Martí trabajó 11 meses al lado del fallecido Hugo Chávez.

Pérez Martí trabajó 11 meses al lado del fallecido Hugo Chávez.

El exministro chavista aclara que lo que terminó de hundir a Venezuela fue cambiar el modelo económico. “Tuvimos el mejor régimen cambiario de toda nuestra historia, porque el mercado fijaba la tasa de cambio que era una sola y se estabilizó por completo. No había inflación, las reservas internacionales se estabilizaron. Contrario a lo que se piensa, Chávez le dio una oportunidad al mercado; no era comunista o socialista. Siempre entendí que las sociedades con armonía social y política son las que crecen, no sucede así con las conflictivas o muy desiguales. Lo que falló fue el sector privado, y que nuestra Oposición no quería una economía de mercado, lo que querían era el caza rentismo, usar al Estado para beneficios no relacionados con la productividad y quisieron a Chávez de títere, pero él era muy singular para sus cosas, no era manejable. Anteriormente Carlos Andrés Pérez también intentó una economía de mercado y quienes no lo dejaron fue el caza rentismo”.

El caza rentismo

Según Pérez Martí, el caza rentismo es una enfermedad que tiene varios síntomas entre los cuales se cuenta la corrupción endémica del que participan un cartel de mafias que involucra al gobierno y al Estado, capturando líderes de oposición, medios de comunicación, encuestadores, líderes de opinión y opinadores políticos. “El Estado maneja los hilos de ese teatro de titiriteros del cartel. En Venezuela, se ha generado esta mafia, que ha traído consigo la nefasta situación actual. Otro síntoma, el militarismo; los militares dejan a un lado su función de defensa nacional, para ser parte de la mafia, por prebendas. Hoy Maduro es un títere a la merced de la dominación de ese cartel. El tercer síntoma es centralismo institucional y territorial; la capital domina a las regiones por completo, coloca gobernadores paralelos. No existe independencia de poderes, el gobierno domina la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo, el CNE, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía. Al cartel de mafias lo que le interesa es el Poder para controlar la renta. Se suman además el populismo rentista y el clientelismo político”.

Según Felipe Pérez Martí el último síntoma, es la cultura del rentismo, que hace “creer a la gente que lo importante de la economía no es producir en una sociedad, sino la viveza. En Venezuela, esta característica del caza-rentismo, está exacerbada, porque además ese cartel de mafias no solamente se ocupa del petróleo, van a la minería o a cualquier negocio, como la droga”.

Felipe Pérez Martí es partidario de una operación "por la fuerza" para sacar del poder a Maduro.

Felipe Pérez Martí es partidario de una operación “por la fuerza” para sacar del poder a Maduro.

Se trizó al relación

El exministro Pérez Martí señala que, por comentarios de terceros, finalmente Chávez decidió destituirlo. Fue el exvicepresidente José Vicente Rangel quien le comunicó la decisión de Chávez, aunque en compensación le ofrecieron un cargo de representante de Venezuela en el Banco Mundial o de embajador en Argentina, aunque él dice que declino aceptarlo. “Le dije que mi único Comandante Supremo era Dios. Me pidió que le ayudara a promover un arreglo entre el gobierno y el sector privado, una cosa promercado con la oposición”.

Hoy Felipe Pérez Martí se dedica a promover la Democracia desde la base, fundando la organización Conexión Social. También dirige el Movimiento Libertadores y promueve el Pacto Republicano y espera que la nación que décadas atrás era pujante vuelva a transitar el camino que decidió abandonar. Incluso ha esbozado la posibilidad de que una organización de países pueda resolver “por la fuerza” la crisis en su tierra natal.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios