Genealogía genética: La técnica que permitió atrapar al temido “violador del río Potomac”

El criminal aterrorizó a Estados Unidos en los ’90 con crueles métodos para atacar a sus víctimas.

Guía de: Internacional

Giles Daniel Warrick deberá enfrentar ahora a la justicia norteamericana.

Giles Daniel Warrick deberá enfrentar ahora a la justicia norteamericana.

Un denominado ‘cold case’, o caso cerrado en inglés, fue resuelto recientemente en Washington D.C. cuando un hombre fue detenido y acusado de ser la persona detrás de una serie de agresiones sexuales e incluso un asesinato en los años ´90.

Durante mucho tiempo fue denominado como el “violador del río Potomac”, y su aprehensión fue posible gracias a la genealogía genética, la cual es una nueva técnica de investigación que está revolucionando esta clase de casos.

En declaraciones que recoge TN.com.ar, Peter Newsham, jefe de policía de D.C., “entre 1991 y 1998 un hombre aterrorizó a nuestra comunidad mientras atacaba brutalmente a varias mujeres en toda la región”. El sospechoso en cuestión fue identificado como Giles Daniel Warrick, de 60 años, y durante los años noventa cometió al menos ocho agresiones sexuales en el condado de Montgomery, Maryland, y dos agresiones sexuales más en Washington DC.

El modus operandi del violador en serie era cortar las líneas telefónicas antes de invadir las casas de sus víctimas. Una vez adentro del domicilio les cubría la cabeza antes de agredirlas sexualmente. A medida que iba cometiendo la ola de crímenes estos se hicieron cada vez más violentos.

Homicidio

Una de sus víctimas fue Christine Mirzayan, que en aquella época trabajaba en el Congreso y tenía 29 años de edad. Una vez que la violó, el criminal la golpeó salvajemente y luego la asesinó con una piedra. Esa, según investiga el FBI, habría sido su última fechoría.

La aprehensión de  Giles Daniel Warrick fue seguida con atención por numerosos medios de comunicación norteamericanos.

La aprehensión de Giles Daniel Warrick fue seguida con atención por numerosos medios de comunicación norteamericanos.

Por décadas la identidad del agresor llegó a ser un enigma, hasta que la genealogía genética permitió encontrarlo. En resumen, la técnica permite comparar muestras de ADN desconocidas realizadas en una escena del crimen con bases de datos genéticas públicas y así identificar a los sospechosos a través de los miembros de su familia, quienes cargan de forma voluntaria su ADN a esas bases de datos. Se desconoce el familiar de Warrick que ayudó a la policía en la búsqueda.

La genealogía genética ha permitido en los últimos años identificar alrededor de unos 100 sospechosos, entre ellos el tristemente célebre “Golden Starte Killer”, quien resultó ser un expolicía acusado de cometer al menos 45 violaciones y 12 homicidios.

Al momento de ser detenido por la policía, Warrick, contaba con una empresa de jardinería y se desempeñaba como contratista en una empresa de servicios públicos, residiendo por largo tiempo en el área de Washington D.C. antes de trasladarse al estado de Carolina del Sur. Ahora deberá hacer frente a la justicia.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X